Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPERACIÓN FUERZA DECIDIDA

España participa en la acción con dos aviones F-18 y un Hércules

Dos cazas F-18 y un Hércules KC-130 españoles participaron ayer en el primer ataque aéreo de la OTAN contra Yugoslavia. Los dos cazas realizaron misiones de ataque a suelo, lanzando misiles y bombas guiadas por láser contra instalaciones de apoyo del Ejército federal fuera de Kosovo, según algunas fuentes en Montenegro. El Hércules permaneció sobre el Adriático para reabastecer de combustible en vuelo a los aviones aliados, tanto a la ida como a la vuelta de la operación.Los tres aviones españoles despegaron a media tarde de Aviano, integrados en una formación multinacional, y al cierre de esta edición regresaban sin novedad a la base italiana. Los ataques aéreos fueron precedidos por oleadas de misiles Tomahawk desde buques, submarinos y bombarderos B-52.

La participación de cazas y no sólo misiles desde el primer momento responde al propósito de implicar al mayor número de países, para que no aparezca como una acción unilateral de EE UU, según los expertos.

El ministro de Defensa, Eduardo Serra, contactó ayer con los líderes de la oposición para informarles de la inminencia del ataque y de la puesta a disposición de la OTAN de cuatro F-18 y un Hércules desplegados en Aviano, aunque ayer sólo intervinieran tres de ellos. Los F-18 pertenecen al Ala 12, con base en Torrejón (Madrid), mientras que el Hércules procede del Grupo 31, de Zaragoza.

El candidato socialista a La Moncloa, José Borrell, mostró "el apoyo y la solidaridad del PSOE" con la "difícil" decisión adoptada por su compañero de partido, Javier Solana, pero acusó al Gobierno de "desprecio al Parlamento" por no comparecer voluntariamente para explicar la crisis, como sus homólogos europeos. El PSOE pidió la comparecencia urgente del presidente Aznar ante el Congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1999