Recuperadas en Valencia valiosas obras robadas en una iglesia de Ávila

La Guardia Civil ha recuperado en Valencia cuatro pinturas del siglo XVI, "de incalculable valor", robadas a finales del año pasado en la iglesia parroquial de San Vicente de Arévalo, un pequeño municipio de Ávila. En la Operación Muralla los agentes han desarticulado una red de traficantes de obras de arte y han detenido a tres personas.Las primeras detenciones, efectuadas a finales de febrero en Arévalo, cerca de San Vicente, fueron las de Andrés P.R., un pintor de 43 años, y su compañera sentimental, Sara E.D., de 40. Esta pareja se ofreció al Ayuntamiento de San Vicente para restaurar las pinturas, que reproducen diversos pasajes de Pentecostés.

Los investigadores explican que la pareja confiaba en que "nadie denunciaría la desaparición de las obras por su mal estado de conservación" y se las vendió por cerca de un millón de pesetas a un vecino de Xàtiva (Valencia), Miguel G., de 39 años, con antecedentes por robo y receptación de obras de arte. La Guardia Civil lo detuvo el martes.

Según los agentes, este hombre vendió los cuadros a un anticuario de Valencia que al parecer desconocía su procedencia y los revendió a un industrial de esta ciudad. Los agentes recuperaron los cuadros en su domicilio. La operación sigue abierta porque los investigadores confían en recuperar más obras de arte robadas en otros templos de Ávila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de marzo de 1999.