Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Pujol y Hollywood

El análisis de su editorial del pasado miércoles 27 acerca de Pujol y Hollywood es óptimo. Quisiera sólo precisar que el auténtico alcance de medidas legislativas para defender y fomentar las lenguas y culturas no dominantes sobre intereses comerciales o políticos va más allá de lo que parece. No es cuestión de pesetas. En Portugal, por ejemplo, las películas se difunden en versión original (la que sea) y subtituladas. Aparte de que los portugueses saben más inglés -y probablemente más francés, etcétera- que nuestros jóvenes, de ese modo no se perjudica su idioma o cultura. Si les pusiéramos el cine en español (que entienden por lo general, sin excesivas dificultades), sí se perjudicaría su especificidad lingüística, que -en este mundo nuestro- es minoritaria.Jordi Pujol mira al futuro. No sólo calcula para estas elecciones. La política exige obrar -y legislar- conforme a lo que se cree en conciencia y a lo que interesa al país de que se trate.

A veces, alguien se siente herido (en el bolsillo o en el orgullo), pero su gesto me parece más heroico y sensato de lo que precipitadamente juzgan algunos fuera de Cataluña.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1999