España y Cuba firman un convenio para evitar la doble imposición

Las relaciones entre España y Cuba dieron ayer un nuevo paso adelante con la firma de un convenio para evitar la doble imposición y el acuerdo para regularizar los atrasos de Cuba en el pago de la deuda. El vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Carlos Lage, en visita oficial en España, y el vicepresidente del Gobierno español Rodrigo Rato firmaron el convenio, primero que suscribe Cuba con otro país, y coincidieron en destacar el buen momento que atraviesan las relaciones entre ambos países en el ámbito comercial y en el político. Las relaciones entre España y Cuba, que entraron en picado tras la llegada al Gobierno de José María Aznar, han registrado una intensa mejoría, y han consolidado la posición de España como primer socio comercial de Cuba, y con mayor número de empresa mixtas en la Gran Antilla.

Rato anunció, además, "avances importantes" para regularizar los atrasos de Cuba en el pago de su deuda con España -unos 90.000 millones de pesetas-, su disposición a aumentar los créditos para alimentos y la apertura de una "nueva línea de crédito FAD". Ello supone que España está dispuesta a renegociar la deuda de Cuba en un momento especialmente delicado para sus finanzas.

Rato supeditó de forma tácita la condonación de una parte de la deuda cubana al acuerdo que las autoridades de La Habana alcancen en el Club de París, que reúne a los países acreedores. Una de las fórmulas que se barajan para la condonación sería la reconversión de esa deuda en inversiones españolas en Cuba. Lage destacó que Cuba está impulsando un proceso de apertura a la inversión extranjera para conectar la economía cubana a la internacional. Lage, en conferencia de prensa, ironizó, al ser preguntado por los atractivos del modelo chino, por la falta de chinos en Cuba e insistió en la voluntad de su Gobierno de buscar un camino que consolide su propio modelo de desarrollo social. El vicepresidente cubano será recibido por el rey Juan Carlos, el presidente, José María Aznar, y visitará varias comunidades autónomas.

Derechos humanos

Lage, preguntado por la visita de los Reyes a Cuba, se limitó a señalar que serán bienvenidos en la isla en las fechas que decidan visitarla. El vicepresidente cubano, considerado como el brazo derecho de Fidel Castro en el complejo proceso de reforma de la economía cubana, calificó de "esenciales" las relaciones con España, y señaló que su Gobierno está dispuesto a abordar con el Ejecutivo español cualquier tema, incluido el de los derechos humanos. Precisamente ayer se supo que cuatro disidentes cubanos, Marta Beatriz Roque, Vladimiro Roca, Félix Bonné, y René Gómez Manzano, encarcelados sin juicio desde hace año y medio, han dirigido una carta al rey Juan Carlos para pedirle que se interese por su liberación cuando visite la isla durante el próximo mes de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de febrero de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50