Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto farmacéutico se desvió en 120.000 millones, según el PSOE

La sanidad pública invirtió casi un billón en medicinas en 1998

España no sólo presenta el gasto público en farmacia más alto del mundo, sino que no parece capaz de contenerlo. El PSOE denunció ayer que en 1998 se gastaron 120.000 millones más de lo previsto. El Ministerio de Sanidad admite que el gasto aumentó en un 10,12% respecto al año anterior -916.778 millones en 1998-, pero las cuentas a la hora de hacer valoraciones difieren de las de la oposición.

La portavoz de sanidad del PSOE, Ángeles Amador, aportó los datos oficiales para hacer ayer la denuncia del desvío de 120.000 millones. Las cuentas parecen claras: en 1998 se gastaron en fármacos 916.778 millones, casi 60.000 millones más que el anterior. Pero el acuerdo de política fiscal y financiera fijaba un ahorro anual del gasto farmacéutico de 65.000 millones. De la suma surgen los 120.000 millones.El Ministerio de Sanidad hace otros cálculos. El director general de Farmacia, Federico Plaza, recuerda que el pacto con Farmaindustria contempla unas aportaciones de los laboratorios para 1998 de 39.000 millones de pesetas, lo que en términos netos dejaría el aumento del gasto en un 6,5% respecto al año anterior, y asegura que el último medicamentazo, que entró en vigor el 1 de septiembre, ha supuesto un ahorro de 16.000 millones.

La suma asciende a casi 60.000 millones, lo que significaría, dice Plaza, casi el cumplimiento del acuerdo de política fiscal. Ángeles Amador se preguntaba ayer por qué esa aportación de Farmaindustria no se recoge en los presupuestos. Carmen Navarro, directora de Presupuestos, lo explicó: "No se recoge en el presupuesto inicial, como sucede con otros ingresos, pero sí se recoge en el liquidado. Siempre se ha hecho así, incluso con Gobiernos socialistas".

De todas maneras, el gasto farmacéutico español vuelve a dispararse muy por encima de otros valores como el IPC o el crecimiento del PIB, en un problema que ya es endémico. Según el estudio de Economía de la Salud, recogido en Papeles de Economía Española, España es el país que mayor proporción de gasto público sanitario destina a productos farmacéuticos, con un 22,7% de su inversión total.

Este presupuesto de casi un billón de pesetas es la suma de lo que gastaron el Insalud y los siete servicios autonómicos sanitarios con las competencias transferidas. País Vasco, Galicia, Navarra y Canarias fueron los que más incrementaron su gasto, por encima del 11%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 1999