Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pinochet inicia la batalla para recuperar la inmunidad

Cinco lores verán el 'caso Hoffmann' en audiencia preliminar el martes y el miércoles

El general Augusto Pinochet ha desafiado a los jueces de la Cámara de los Lores a reconsiderar el fallo del pasado 25 de noviembre que canceló su inmunidad por falta de imparcialidad de uno de los cinco jueces, lord Leonard Hoffmann, lo que ha llevado a un nuevo tribunal de cinco jueces lores a convocar las audiencias preliminares del próximo martes y miércoles para escuchar los argumentos de la defensa del dictador y la réplica de los abogados que representan a España y los de Amnistía Internacional. Si Pinochet gana esta batalla sin precedentes, los jueces lores deberían reconsiderar el caso, empezando otra vez a debatir la inmunidad el próximo 12 de enero.

La solicitud de reconsideración del fallo de los jueces lores Slynn, Lloyd, Nicholls, Steyn y Hoffmann se basa en el hecho de que dos jueces lores, Slynn y Lloyd, votaron el pasado 25 de noviembre a favor de mantener la inmunidad que le concedió a Pinochet el Alto Tribunal de Justicia el 28 de octubre en su carácter de ex jefe de Estado de Chile. Otros dos, Nicholls y Steyn, estimaron que, al no poder considerar los actos de tortura, asesinato y desaparición de personas entre las funciones públicas, la inmunidad concedida a Pinochet en calidad de ex jefe de Estado debía ser anulada. Finalmente, lord Hoffmann apoyó con su voto la revocación de la inmunidad.La defensa de Pinochet recuerda en su solicitud que, al ser apelada la decisión del Alto Tribunal de Justicia, los tres jueces lores (Slynn, Steyn y Nicholls) autorizaron a Amnistía Internacional (AI) -una de las organizaciones internacionales más importantes en la lucha por los derechos humanos- a participar en las audiencias en calidad de "interviniente", a efectos de ilustrar a la sala sobre cuestiones de derecho público internacional. Pinochet tuvo conocimiento, el 1 de diciembre de 1998, según dice el escrito, a través de una carta de respuesta de AI a una solicitud de información, de que Gillian Steiner, esposa de Hoffmann, trabaja para AI. Asimismo, el 7 de diciembre, Pinochet "fue informado de que desde 1990 lord Hoffmann ha sido presidente y director de Amnistía Internacional Charity Ltd., uno de cuyos objetivos es el de lograr la abolición de la tortura, las ejecuciones extrajudiciales y la desaparición de personas".

Según asegura el documento, "ni Pinochet, ni sus asesores legales, ni sus abogados estaban al corriente de que lord Hoffmann era presidente y director de la citada institución, ni de que su esposa, Gillian Hoffmann, era empleada de AI. Si hubiésemos conocido estas relaciones, se habría presentado una solicitud para que lord Hoffmann se autorrecusara. Asimismo, se habría estimado la posibilidad de objetar la participación de AI como "interviniente".

"Lord Hoffmann", se señala, "debería haber declarado su conexión con Amnistía Internacional, y no podía ser miembro del comité de apelaciones en este caso. Existía un peligro real de que esa relación diera lugar a una apariencia de parcialidad. Habida cuenta de que la decisión de la Cámara de los Lores cambió por la opinión de lord Hoffmann, no debe permitirse que siga en pie".

El sistema de votación en los lores empieza por aquellos que tienen mayor antigüedad en el cargo. A lord Hoffman -que, con 64 años, fue el último en llegar a la Cámara- le tocó votar cuando la contienda daba un resultado de dos contra dos. La defensa de Pinochet señala que, con este resultado de empate, la resolución de inmunidad del Alto Tribunal de Justicia no hubiese podido ser anulada.

La defensa de Pinochet no acusa a lord Hoffmann de haber actuado efectivamente de manera parcial contra el ex dictador. "Ésta no es la cuestión. La pregunta es si existe un peligro real para la ruptura de la imparcialidad". Según afirma el escrito, "la existencia de trabajos de lord Hoffmann en AI Charity representa una posibilidad real de parcialidad, siquiera inconsciente, de su parte".

Uno de los jueces lores citados para pedir la anulación es lord Goff, que formará parte, junto con el juez más antiguo, Browne Wilkinson, y Nolan, Hope y Hutton, del comité que examinará la petición. Ahora bien, también lord Browne Wilkinson ha colaborado en campañas de derechos humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 1998

Más información

  • "Existía un peligro real de que esa relación diera lugar a una apariencia de parcialidad"