Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania apuesta ahora por reducir año tras año el Fondo de Cohesión

Alemania aceptó ayer, por primera vez en una reunión oficial en el seno de la Unión Europea, que se mantenga el Fondo de Cohesión hasta el año 2006. Eso sí, con la condición de que éste se vaya reduciendo progresivamente hasta desaparecer en esa fecha. Esta suavización de la postura alemana no cuenta, sin embargo, con el apoyo de España. El ministro de Asuntos Exteriores español, Abel Matutes, rechaza la fórmula y se opone a cualquiera que suponga reducir el fondo. En el periodo 2000-2006, esas ayudas serían de un cuarto de billón de pesetas anuales para España.

La reunión preparatoria de la cumbre de Viena que mantuvieron ayer en Bruselas los ministros de Exteriores de los Quince abrió una vía para intentar desbloquear la batalla sobre la financiación de la UE que los enfrenta desde hace meses. Alemania cambió en parte su discurso y asumió la posibilidad de que el Fondo de Cohesión subsista hasta el 2006. Hasta ahora había defendido su desaparición inmediata. "Políticamente es imposible eliminar ahora el Fondo", reconoció en un momento de la reunión el secretario de Estado alemán, Günther Verheugen. Pero enseguida expuso su condición: el Fondo de Cohesión deberá reducirse año tras año, hasta quedar eliminado en el 2006. Al margen de este movimiento alemán, los restantes países mantuvieron inamovibles sus posturas, con lo que la resolución de la batalla sobre la financiación estará en pleno apogeo en la cumbre de Viena del próximo fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1998

Más información

  • La nueva fórmula de Bonn incluye la extinción de las ayudas en el 2006