Cálido recibimiento a los brigadistas internacionales

Tienen todos más de 70 años, pero transmiten una vitalidad envidiable. Sus caras arrugadas muestran la crueldad absurda de cualquier guerra. En este caso, 23 brigadistas internacionales que acudieron a defender la República durante la guerra civil española de 1936 han visitado de nuevo Cataluña. Los ex combatientes, que han obtenido la nacionalidad española, han recibido el apoyo de centenares de personas desde su llegada a Barcelona. Hoy finalizan su agitado fin de semana con una ofrenda floral en el Fossar de la Pedrera de Montjuïc. El alcalde de Barcelona, Joan Clos, les obsequió ayer con un vídeo que recuerda la emotiva acogida que Cataluña les brindó en 1996. Los ancianos luchadores no paran de repetir que la memoria de las ideas por las que lucharon -libertad, democracia y justicia- está ahora en manos de los jóvenes. Y dicen que volverán en el año 2000. PÁGINA 7

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS