Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los técnicos opinan que el cuidado del entorno es básico para el turismo

Contaminación acústica, paisajística y de playas. Para el Instituto de Desarrollo Regional (IDR), una fundación universitaria independiente y sin fin de lucro, los grandes problemas que padece el turismo andaluz son de índole medio ambiental, por lo que hay que buscar soluciones consensuadas entre la Administración y el sector para diseñar un turismo sostenible que haga compatible el aprovechamiento y la protección del entorno. En esa búsqueda está el instituto, cuyos técnicos se reunieron ayer con empresarios de la Costa del Sol para escuchar sus demandas y quejas. "Tenemos unos recursos inmejorables, pero son un valor que se degrada si no se cuida", advirtió Carlos Román, miembro del IDR. Aunque los técnicos no emitirán sus conclusiones hasta dentro de un año, Román repartió las culpas de los problemas existentes en el sector: "La iniciativa privada a veces es miope, porque la pretensión de maximizar beneficios le lleva a cometer errores y a destruir el paisaje. Y si los empresarios tienen miopía, las administraciones públicas padecen presbicia porque hay déficit de infraestructuras. Un hotel de cinco estrellas necesita un entorno cinco estrellas". Román aclaró que el IDR sólo pretende ser nexo entre las administraciones y los agentes sociales para diseñar estrategias respetuosas con el entorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998