Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CASO PINOCHET

Congresistas estadounidenses vinculan a Pinochet con el terrorismo internacional

"Creemos que Estados Unidos posee material e información crítica que ayudaría a implicar de forma directa a Pinochet en actos de terrorismo internacional". Tan tajante afirmación pertenece a una carta que, el pasado 21 de octubre, 36 congresistas estadounidenses remitieron al presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. Ese "material e información" fue obtenido durante la investigación que EEUU llevó a cabo tras el asesinato en Washington en 1976 de Orlando Letelier, un exiliado chileno, y Romi Karpen Moffitt, su colega estadounidense, según los congresistas, que aseguran que ambos asesinatos fueron obra de la policía secreta chilena. "Aunque no fue probado, en su momento se alegó que Pinochet estaba directamente relacionado con los asesinatos", afirman los congresistas.En la carta, encabezada por los congresistas George Miller, John Conyers, Nancy Pelosi y John Olver, éstos le recuerdan a Clinton que "la detención del general Augusto Pinochet en Londres es un buen ejemplo de cómo los objetivos que usted [Clinton] esbozó en su discurso contra el terrorismo en Naciones Unidas pueden ser puestos en práctica". Y le instan a que "refuerce sus elocuentes palabras en la reciente sesión de la Asamblea General de la ONU cooperando totalmente con el Gobierno británico en el caso contra el general chileno Augusto Pinochet. Concretamente, le emplazan para que "asegure que el Gobierno de Estados Unidos proporcione al juez español Baltasar Garzón el material relativo al papel jugado por Pinochet dentro del terrorismo internacional -material y testimonios que, hasta el momento, el Gobierno de EEUU ha rehusado mostrar-", prosigue la carta.

"Apreciamos su compromiso para acabar con el terrorismo internacional", le escriben los congresistas a Clinton; "sin embargo, creemos que sin acciones concretas que respalden ese compromiso, el terrorismo internacional proseguirá inbatible". Por tanto, los firmantes consideran que "el caso contra Pinochet y sus aliados representa una significativa oportunidad de trabajar conjuntamente con la comunidad internacional para castigar a los responsables de crímenes internacionales en Chile, EEUU o cualquier otro lugar".

La carta acaba con la petición urgente a Clinton para que apoye a "Reino Unido y España revelando la información crítica al juez español tan pronto como sea posible". "Si nosotros no damos una respuesta firme, los terroristas continuarán creyendo que pueden actuar impunemente", finalizan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998