Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merino destaca el apego a lo cotidiano como rasgo del cuento español

El escritor publica una antología que abarca autores desde principios de siglo hasta hoy

Desde Miguel de Unamuno hasta Julio Llamazares y desde Azorín hasta Almudena Grandes abarca la antología del cuento español del siglo XX que ha seleccionado el escritor José María Merino y que ayer fue presentada en Madrid. El antólogo destacó "el apego a lo cotidiano" como rasgo de los cuentistas españoles.

Cien años de cuentos, publicado por Alfaguara, incluye 90 narraciones de otros tantos autores y ofrece una panorámica de lo mejor de este género literario. A juicio de José María Merino, "el tono medio de los escritores españoles que han escrito cuentos es bastante alto, aunque algunos autores ilustres de este género en América Latina, como Julio Córtazar o Jorge Luis Borges, han oscurecido un poco la aportación de España". Tras subrayar que había acometido una selección "personal, pero no caprichosa", Merino comentó ayer que el cuento español no juega al misterio, a diferencia del anglosajón. "El cuento español", señaló, "apela más a los problemas de todos los días, a ese realismo que está presente en el Lazarillo". No obstante, el criterio ecléctico de la antología ha llevado a incluir muchos estilos diferentes y a varias generaciones de escritores, desde los autores del 98 a los que vivieron en torno a la guerra civil y la posguerra, como Rosa Chacel, Camilo José Cela o Miguel Delibes, para concluir en nombres como Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo o Antonio Muñoz Molina. Todos los cuentos han sido extraídos de libros de relatos y no eran, por tanto, narraciones aisladas. Merino ha recuperado para este volumen a muchos autores, incluidos algunos de marcadas características franquistas porque, en opinión del antólogo, la literatura puede servir como "un terreno de reconciliación".

Retorno de los jóvenes

Merino ha observado un retorno al cuento entre los jóvenes, tanto entre los lectores como entre los escritores. "Esta tendencia", explica el antólogo de Cien años de cuentos, "ha favorecido que algunas editoriales hayan perdido el miedo a publicar cuentos, que resulta un género menos comercial que la novela". Hasta hace pocos años resultaba difícil publicar cuentos en España. José María Merino concluyó que el cuento no es en absoluto un género literario menor, sino "una ficción breve e intensa", y le auguró buena salud en el futuro. La antología Cien años de cuentos fue presentada ayer al público en el transcurso de un acto celebrado en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, en el que intervinieron el propio Merino, Luis Mateo Díez y Juanjo de la Iglesia. El director de Alfaguara, Juan Cruz, definió ayer a Merino como "un autor de cuentos importante y un lector incansable y generoso de cuentos ajenos". El responsable de la antología aclaró que no había incluido ningún relato suyo por "una cuestión de buen gusto".

Por otra parte, Victoria Chapa, responsable de Alfaguara Juvenil, presentó también ayer el libro Los mejores relatos españoles del siglo XX que incluye las narraciones de 17 autores que tratan asuntos diversos "cubriendo un abanico lo más amplio posible". Atraer a las generaciones jóvenes hacia la lectura es el objetivo de este volumen que publica relatos de Miguel de Unamuno, Ramón María del Valle Inclán, Pío Baroja, Azorín, Wenceslao Fernández Flórez, Rosa Chacel, Francisco Ayala, Max Aub, Camilo José Cela, Miguel Delibes, Carmen Laforet, Ignacio Aldecoa, Ana María Matute, Jesús Fernández Santos, Medardo Fraile, Carmen Martín Gaite y Juan Benet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998