Debate sin solución

Los grupos parlamentarios del Congreso dedicaron un par de horas, en la tarde de ayer, a debatir el problema de las tarifas telefónicas para el acceso a Internet. Todos coincidieron en la necesidad de crear condiciones que favorezcan el desarrollo de la red. Pero no lograron ninguna solución conjunta.La discusión se produjo a propósito de sendas proposiciones del PSOE y del Grupo Mixto para establecer la tarifa plana, esto es, una cuota fija cuya cuantía es independiente del tiempo que se use el acceso. El socialista Alfredo Pérez Rubalcaba arremetió contra la "brutal y abusiva" subida de precios telefónicos, planteó la tarifa plana y pidió que no se cobren las llamadas fallidas; mientras, Manuel Alcaraz, portavoz del Grupo Mixto, insistía en que el Gobierno debe impulsar el uso de la red con la rebaja de tarifas.

Más información
La presión de los internautas consigue que Telefónica rebaje algunas de sus tarifas

Los votos sumados del PSOE, Izquierda Unida -que apoyó la proposición socialista- y Grupo Mixto fueron insuficientes para hacer prosperar dichas propuestas, frente al voto conjunto del PP y de los nacionalistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS