Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DEL LIBRO

El editor Rafael Borrás recibe un homenaje del sector por sus 47 años de trabajo

Miles de personas acudieron el fin de semana a la cita literaria más importante del año

«Es un premio a la constancia tras 47 años de trabajo». Rafael Borrás (Barcelona, 1935) calificaba con esas palabras el homenaje que ayer le tributó la Feria del Libro de Madrid. El director literario de Plaza & Janés, que empezó a trabajar a los 15 años como vendedor en la Casa del Libro de Barcelona, se mostró optimista ante el futuro del sector. «Vivimos una magnífica realidad editorial y una situación de impasse por lo que respecta a las nuevas tecnologías», dijo. Los primeros datos de la Feria del Libro, instalada en el Retiro y que el fin de semana fue visitada por miles de personas, confirman el buen momento que atraviesa el sector, que utiliza este certamen cultural como foro de debates y presentaciones.

Tras casi medio siglo de experiencia en todas las áreas y campos de la narrativa, Borrás aventuró que «las enciclopedias, los libros de consulta y los diccionarios tendrán que cambiar su soporte material, que ya no será el libro sino la pantalla electrónica». La llegada de las nuevas tecnologías, en opinión de Borrás, ha creado una situación especial que obligará a las empresas editoriales a reciclarse, aunque la situación no alcanzará a otros géneros literarios, como la novela, el ensayo o la poesía. «El libro como soporte material seguirá teniendo larga vida. Encuentro tremendamente difícil leer una novela en una pantalla o llevarse un ordenador a la playa», apostilló.Borrás fichó por Plaza & Janes como asesor editorial en 1995, tras marcharse de Planeta, donde había permanecido más de 20 años. En su larga trayectoria ha creado o dirigido, entre otras, las colecciones Espejo de España, Memoria de la Historia, Documento, Textos, Panorama, Ensayo, Clásicos Universales, Narrativa, Fábula, Diccionarios de Autor y Así fue: la Historia Rescatada. Como autor ha publicado, entre otros, El día que mataron a Carrero Blanco y El rey perjuro, Don Alfonso XIII y la caída de la Monarquía, en el que analizaba los principales errores cometidos por el monarca.

Índices de lectura

Para Borrás, certámenes como la feria madrileña suponen, sobre todo, una aproximación al libro de «unos sectores muy amplios de la población que a lo largo del año les da reparo entrar en las librerías». La afluencia de público -el año pasado fue visitada por cerca de dos millones y medio de personas- se traduce también en ventas muy altas. Los meses de marzo a junio y los de octubre a diciembre son, en opinión de Borrás, donde se concentran las ventas de un sector que atraviesa enormes dificultades el resto del año. «España es de los países donde probablemente se publican más títulos, pero como contrapartida tenemos los índices más bajos de tiradas (alrededor de 2.500 ejemplares como media)», según Borrás.El objetivo de libreros y editores pasa en estos momentos por aumentar los índices de lectura. «Desde la escuela», reclama Borrás, «deberían tomarse medidas correctoras para inculcar el hábito de la lectura en los más pequeños; los poderes públicos podrían contribuir también con la supresión del IVA y las televisiones públicas deberían realizar una promoción inteligente de la lectura».

A los 62 años, el director literario de Plaza & Janés vuelve la vista atrás para realizar un balance de su trayectoria y se queda con los libros que consiguió arrancar a la censura franquista. «Son los que me dieron más quebraderos de cabeza, pero me siento muy orgulloso de haberlos colocado en las librerías, especialmente títulos como Por qué perdimos la guerra , una antología de los vencidos publicada por Ediciones Nauta en 1970». Como autor se decanta por los libros que permiten recuperar la memoria de nuestra historia más inmediata.

Entre los asistentes al homenaje a Borrás estuvieron gentes tan diversas como Esther Tusquets, Santiago Carrillo, Alberto Vázquez Figueroa, Miguel Primo de Rivera, José Luis Vilallonga y el padre Apeles. La Feria del Libro madrileña, marco de este acto a Borrás, fue escenario también ayer por la mañana, en la carpa Multiusos, de la presentación del libro de Ignacio Ramonet La tiranía de la comunicación. En ese espacio, una de las novedades de la feria de este año, será homenajeado el jueves el escritor Antonio Gala. El autor de Poemas de amor podría encabezar ya la lista de libros más vendidos, aunque hasta hoy no se darán a conocer los datos de venta y de asistentes del pasado fin de semana. Gala fue el autor más vendido de la anterior edición, seguido de Arturo Pérez Reverte, Rosa Montero y Ana María Matute. Todos, con la excepción de Pérez-Reverte, pasaron a lo largo del fin de semana por la feria para firmar ejemplares de sus últimos trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 1998