Una familia con dos hijos será reconocida como numerosa si uno de ellos es discapacitado

Para ser familia numerosa ya no hace falta tener tres o más hijos. Desde hoy, las que tengan dos vástagos, y siempre que uno de ellos sea minusválido o incapacitado para trabajar, pueden acreditarse como tales. La ley que amplía el concepto fue publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entra en vigor hoy, pero el Gobierno tiene aún tres meses para adaptar la legislación al nuevo concepto.Los beneficios reconocidos a las familias numerosas son de todo tipo. Pagan menos o nada por los estudios de sus hijos; reciben ayudas y subvenciones laborales y se benefician de reducciones fiscales, descuentos en el transporte o la vivienda. El cabeza de familia, por ejemplo, puede deducirse de 250.000 a 400.000 pesetas en el IRPF.

Para exigir todos estos beneficios los interesados deben acreditar su condición a través de un certificado que expiden las delegaciones provinciales de trabajo.

El concepto de familia numerosa se ha ido ampliando progresivamente. La ley de protección de 1971 reconocía como numerosas las de tres hijos, siempre que uno de ellos fuera "subnormal, minusválido o incapacitado". En 1994 se amplió el concepto a todas las familias con tres hijos, lo que afectó a 1.300.000 familias.

La ampliación que entró en vigor ayer intenta, según Asuntos Sociales, "acercarnos a la legislación de otros países europeos". Ni esa Secretaría General, ni las asociaciones de familiares de discapacitados saben a cuántas familias españolas beneficiará la medida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS