Conesa gana el festival hispanoportugués de cortometrajes

"Uno trabaja, pelea, juega como nunca... y pierde como siempre. El fútbol es a veces tan injusto como la vida misma". De este modo condensa Antonio Conesa la amarga pedagogía de Campeones, un melodrama de 19 minutos a vueltas con la derrota. El director del cortometraje Huntza (La hiedra), de 1992, ha conseguido así alzarse con el primer premio de la cuarta edición del Festival Ibérico de Cine de Badajoz. El certamen, que se clausuró ayer, ha visto desfilar por sus pantallas desde el pasado día 2 un total de 20 obras que resumen lo más destacado de la producción española y portuguesa a lo largo de 1997.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50