Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ejerce la censura, dice el PSOE

La diputada socialista Rosario García Linares quiso preguntar a la ministra de Justicia, Margarita Mariscal de Gante, si compartía el criterio del juez de Albacete que decidió llevarse de la clínica Iris 1.443 expedientes médicos. Debía hacerlo en la sesión de control del Gobierno de la semana pasada, pero no lo hizo. Y no porque no quisiera o porque el grupo socialista hubiera agotado el cupo de preguntas de esa sesión, sino por "la censura y la intransigencia" de la Mesa del Congreso, según la propia García Linares.Para los miembros de la Mesa, la explicación es más sencilla. La pregunta fue rechazada porque, tal y como estaba formulada, afectaba a la independencia del Poder Judicial, explicó su vicepresidente y diputado de CiU, Josep López de Lerma. Pero esta decisión se produjo sin previo acuerdo de sus nueve miembros -tres del PP, tres del PSOE y uno de CiU, Izquierda Unida y el PNV-, lo que, en opinión de la diputada socialista, significa "se están rompiendo las reglas del juego democrático".

García Linares, que es diputada por la provincia de Albacete, no renuncia. Su grupo estudia ahora la posibilidad de volver a plantear la pregunta en otros términos -"para que no puedan agarrarse a nada para rechazarla", explica-, aunque ella misma reconoce que la cuestión "corre el peligro de perder actualidad".

Esa no es la única comparecencia solicitada en el Congreso en relación a la clínica Iris. El grupo socialista ha tramitado con carácter urgente dos más, aunque no en el pleno, sino en las comisiones de Justicia y Sanidad. El PSOE quiere que tanto Mariscal de Gante como su homólogo de Sanidad, José Manuel Romay Beccaría, expliquen qué medidas han tomado sus ministerios para garantizar la intimidad de las mujeres cuyos expedientes han pasado por el Juzgado de Albacete que lleva el caso. Aún no hay fecha para esas comparecencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 1998