Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nasarre pide que los datos sobre la secundaria se analicen sin complacencia

El secretario general de Educación, Eugenio Nasarre, dijo ayer que "el peor servicio que se puede hacer al sistema educativo es adoptar una actitud complaciente con los datos del estudio sobre secundaria, porque revelan carencias y lagunas importantes. Son datos severos y deben convertirse en un acicate para mejorar". Junto al secretario general, presentó el avance de resultados en una rueda de prensa el director del estudio y del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), José Luis García Garrido.

La ministra de Educación, Esperanza Aguirre, calificó los resultados de "preocupantes". A pesar de que en el informe no están desagregados los resultados de geografía e historia, Aguirre aseguró que "los peores resultados corresponden a historia, si se atienden los datos tras desglosarla de geografía, seguida de matemáticas, y lengua y literatura", informa desde Murcia José Rocamora.

Para García Garrido, "sería absolutamente injustificado el alarmismo, porque no hay razones para ello con el actual sistema educativo, que tiene los mismos problemas que los países del entorno". "Pero no hay que conformarse, el estudio debe ser un elemento de preocupación y reflexión para toda la comunidad educativa, que es toda la sociedad", añadió.

Los datos del resumen del estudio difundidos ayer por el Ministerio de Educación en la rueda de prensa son los publicados por este diario a lo largo de la semana pasada.

Para alejar las sospechas de que el estudio iba dirigido contra la reforma implantada con la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), Nasarre y García Garrido insistieron en que no se trata de una evaluación de la educación secundaria obligatoria (ESO), la etapa crucial del sistema en fase de implantación, sino sobre los alumnos de 14 y 16 años, al margen de que estén en ESO o en el sistema en vías de extinción (EGB, ya desaparecida; FP y BUP).

Cambio en el preámbulo

Con el fin de reforzar esa idea, la frase del preámbulo "En una primera fase del diagnóstico, que ha culminado al término de 1997, el estudio se ha centrado en la educación secundaria obligatoria", fue sustituida en la versión definitiva por la siguiente: "En una primera frase, que ha culminado al término de 1997, el diagnóstico se ha centrado en el tramo del sistema educativo que comprende entre los 14 y los 16 años del alumnado. Esto no supone que el diagnóstico trate de evaluar la educación secundaria obligatoria del nuevo sistema".García Garrido reconoció que la determinación "del nivel satisfactorio para los alumnos es una cuestión subjetiva", pero añadió que "en opinión" del comité científico lo adecuado en la escala de rendimiento 0-500 es 250 para los chicos de 14 años y 300 para los de 16. Con esta opinión se desechó el criterio anterior de la comisión de rendimiento, que los había fijado en 200 y 250.

García Garrido dijo que "hay una masa de alumnos importante, no alarmante, pero sí muy importante, que no llega al nivel satisfactorio". Uno de los aspectos más preocupantes para el director del estudio es el bajo nivel de matemáticas, y uno de los más positivos es la "excelente disposición del profesorado hacia la reforma, que no es pasiva, sino activa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998