Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres millones de multa al escritor francés Garaudy por negar el holocausto

Roger Garaudy, el filósofo y escritor ex comunista francés actualmente convertido al islam, fue condenado ayer en París a una multa de 120.000 francos (tres millones de pesetas). Garaudy fue acusado de haber negado en su obra Los mitos fundadores de la política israelí el exterminio por los nazis de seis millones de judíos y de haber cuestionado la existencia de las cámaras de gas y la voluntad misma del asesinato masivo.

El Tribunal Correccional de la capital francesa declaró a Roger Garaudy culpable de los delitos de "negación de crimen contra la humanidad" y de "difamación racial", pero le eximió de los cargos que pesaban contra él por "provocación a la discriminación, al odio y a la violencia raciales".

Las distintas sentencias, que su abogado defensor, Pierre Vergés, consideró benignas, fueron leídas en una sala de la Audiencia en ausencia del procesado, de 84 años de edad.

Para prevenir el riesgo de violencia, las medidas de seguridad fueron importantes. Una treintena de militantes de la organización juvenil judía Bétar se manifestaron al grito de "Muerte a los nazis".

Los jueces consideran que en contra de lo esgrimido por la defensa, el escritor "no se limitó a una crítica del sionismo", sino que asumió "los argumentos negacionistas" del holocausto. "Roger Garaudy se ha entregado a una contestación virulenta y sistemática de los crímenes contra la humanidad cometidos contra la comunidad judía", se indica en el fallo.

Los jueces han tenido cuidado en precisar que el hecho juzgado es el antisemitismo del es critor y no el antisionismo. "Aunque se refugia en una crítica política a Israel, lo que cuestiona en realidad es al conjunto de los judíos", se señala en la sentencia.

En los años cuando fue filósofo oficial del comunismo francés, antes de que teorizara la simbiosis entre Cristianismo y Socialismo, Roger Garaudy se caracterizó por su virulenta crítica a quienes denunciaron los campos de concentración soviéticos.

Editorial absuelta

Su libro, que ha sido distribuido exclusivamente entre los círculos de la editorial Vieille Taupe (Viejo Topo), caracterizada por la defensa de las tesis negacionistas, y su adhesión al islam, le han granjeado el apoyo de buena parte de la intelectualidad del mundo árabe.Precisamente, el Consejo Representativó de las Instituciones Judías de Francia (CRIF) lamentó ayer esta actitud en un comunicado en el que dice no comprender cómo el tribunal no ha sancionado al editor de la Vieille Taupe, Pierre Guillaume.

Los jueces absolvieron al editor por considerar el hecho de que el polémico libro no ha sido puesto a disposición del público general. "No hay delito de prensa, sin publicidad", argumentan en la sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998