Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El promotor de la clonación en humanos, criticado por los expertos

Los científicos avisan que los clones tendrán problemas de salud

; La mayoría de las opiniones expresadas ayer sobre el anuncio del investigaqor estadounidense Rihard Seed de proceder a la clonación humana han sido contrarias a que se le permita hacerlo. Seed fue descalificado duramente por muchos de los científicos y expertos consultados, pero ninguno negó que la clonación en humanos es algo que técnicamente puede llegar a ser viable a corto plazo. Otra cosa son los problemas de envejecimiento prematuro, mortalidad infantil y cáncer que probablemente se presentarían en los clones

Los creadores de la oveja Dolly señalaron que un clon humano no podrá jamás ser "una raza superior" al hombre, porque se verá afectado por un nivel inaceptable de mortalidad en el momento del nacimiento (como sucedió en los clones de ovejas), de mortalidad infantil, cáncer y, probablemente, de envejecimiento prematuro, ya que no se sabe todavía si el clon tiene cuando nace la edad del ser humano clonado o no.En España expertos en reproducción asistida y en bioética consultados señalaron que Seed quiere "enriquecerse" (José Remohí), que su pretensión tiene ''mucho de vanidad" (Gonzalo Herranz), y que lo que pretende hacer es "una salvajada" (Rafael Bernabeu) y "una barbaridad" (Octavi Quintana y José Antonio Abrisqueta) por prematura y por razones éticas. Marcelo Palacios, ex diputado del partido socialista e impulsor de la actual ley de Reproducción Asistida, recordó que ésta prohíbe la reproducción humana por clonación. Sin embargo, otros científicos creen que la clonación terminará haciéndose. Angel Martín Municio, presidente de la Real Academia de Ciencias, cree que es necesario educar filosóficamente a la sociedad, antes de que se intenten clonaciones, para evitar que tengan repercusiones malévolas, pero no intentar prohibir. Margarita Salas, bióloga y presidenta del Instituto de España, piensa que es prematuro empezar a hacerlo sin estudiar previamente sus implicaciones, y recuerda que cuando empezó la ingeniería genética (y no en humanos), los propios científicos se plantearon una moratoria en la famosa conferencia de Asilomar (Estados Unidos).

Desafío

En un programa de la televisión en la noche del miércoles, Richard Seed dijo estar motivado por el desafío intelectual que supone el proyecto y el deseo de ayudar a las parejas estériles y "hacer avanzar la tecnología y la civilización humanas". Seed dijo también que no puede entender la oposición pública a la clonación humana -estimada en un 80% frente al 20% a favor- pero que no cejaría en su empeño.La Casa Blanca ha calificado el proyecto de irresponsable y Clinton quiere que la clonación humana sea prohibida durante al menos cinco años por ley. Tras las declaraciones de Seed, Michael McCurry, el portavoz del presidente norteamericano había indicado que la agencia federal para el control de productos alimentarios y farmaceúticos (FDA) podría intervenir para impedir al científico Richard Seed el inicio de experimentos de clonación humana.

La FDA, un organismo independiente encargado de la reglamentación de la biotecnología en, Estados Unidos, cree que existen ''cuestiones reglamentarias relacionadas con este proyecto de experimentación" y que podría tomar cartas en el asunto "en estas circunstancias'', afirmó McCurry que no dejó dudas sobre los sentimientos de Clinton con respecto a los proyectos de Richard Seed.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998