Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU asume el papel de bisagra

Un aluvión de llamadas, faxes, consultas y reuniones evidenció ayer la trascendencia que los partidos, el Gobierno central y los autonómicos otorgan al pleno. En este torbellino, Izquierda Unida (IU) ha adoptado "el papel de bisagra entre los dos partidos mayoritarios", según su portavoz de Educación, María Jesús Arramburu. La diputada y su compañero Pablo Castellano han negociado apoyos a una enmienda transaccional de IU a la proposición del PSOE, al que han hecho ver que puede despedirse de contar con sus votos si rechaza el acuerdo.La enmienda de Izquierda Unida afecta al primer punto de la proposición socialista. La solicitud de retirada del decreto quedaría sustituida por un texto en el que se pide al Ejecutivo que el actual proyecto del ministerio se considere sólo un borrador de trabajo más, al que habría que añadir las propuestas que formulen los sectores educativos, los partidos, los sindicatos y las comunidades autónomas.

El real decreto sólo podría ser aprobado una vez que se haya realizado una evaluación completa del sistema educativo por parte del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE). "La palabra retirada no significa nada en este caso: si el proyecto de Aguirre es un borrador más, no hay por qué insistir en ello", afirma Arramburu, quien, al margen de su intento de mediación, mantendrá una posición muy crítica con la propuesta de la ministra.

El Partido Popular ha acogido con buenos ojos la enmienda de IU. Si los socialistas la rechazan, Izquierda Unida respondería negando sus votos a la proposición del PSOE. La formación liderada por Anguita no decidirá hasta el último momento si vota no o se abstiene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de diciembre de 1997