Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Aclaraciones

Me siento en la obligación de precisar que el envío de una nota manuscrita privada a un concejal de la Corporación, condenado a siete años de cárcel y pérdida de su cargo de edil por el Tribunal Supremo, dada su condición de miembro de la dirección de HB, debe ser interpretado como un elemental gesto de consideración hacia la persona, más allá de evidente diferencias políticas.Sin embargo, distintas fuentes, sin previo contraste, han desvirtuado el hecho, interpretándolo como si fuera un apoyo a la Mesa Nacional de HB o como un pronunciamiento de solidaridad política frente a la sentencia.

Lo cierto es que en una sociedad tan convulsionada como la nuestra, con tantos dramas humanos, he podido cometer una ingenuidad que algunos han aprovechado para sacar conclusiones interesadas. He visto y sentido en muchos casos el horror de la violencia gratuita y me reitero en que la libertad y especialmente la vida son valores demasiado importantes como para que se prive de ellos a una persona y no merezca reflexión, tristeza y dolor por parte de quienes defendemos coherentemente la consecución de la paz en un Estado de derecho.

Desde ese compromiso inequívoco y con esa pretendida sensibilidad, vengo ejerciendo mi labor en esta difícil alcaldía, con errores, que serán muchos, pero evitando escandalizar.- Alcalde de Donostia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 1997