Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El enigma de los corderos miedosos

La Comunidad investiga la muerte por "pánico" de 78 ovejas manchegas de una granja pública de Aranjuez

Si el caso llegase a manos de un juez, el magistrado tendría graves problemas para saber delimitar las responsabilidades exactas de los acusados. Y todo porque los auténticos testigos de los hechos no hablan. El caso es el siguiente: una jauría de chuchos asilvestrados atacó al perro guardián del complejo agropecuario que la Comunidad de Madrid tiene en Aranjuez, (38.500 habitantes). El can, en intento de salvar la vida ante el acoso de sus congéneres, rompió la cadena que le tenía atado a un poste. Al intentar deshacerse de sus perseguidores se metió en un redil donde descansaban plácidamente unos 200 corderos de raza manchega. Los ovinos se asustaron ante la llegada del aterrado can, y 78 de ellos se murieron de "pánico", según la versión que la Consejería de Economía, responsable de las instalaciones, ha dado al diputado socialista Antonio Chazarra. De los 78 ejemplares fallecidos, 55 eran corderos lechales. Todo esto ocurrió unos días antes de las navidades del año pasado.El parlamentario socialista no se cree la versión oficial. Piensa que alguien ha buscado una excusa para matar los corderos de propiedad pública y comérselos. "Mis dudas vienen porque todo esto ocurrió en diciembre pasado, pocos días antes de Navidad. No me termino de creer la versión de la Comunidad. Esto parece un cuento navideño".

Sin embargo, la Consejería de Economía mantiene la versión que le ha dado al parlamentario socialista. No obstante, avanza, un año después de los sucesos, que ha abierto una investigación para "conocer mejor lo sucedido".

Más concretamente, los hechos, según la versión oficial, ocurrieron así: el perro guardián rompió su cadena por Ia presencia de los perros asilvestrados" que le atacaron. "El proceso de autodefensa" del perro del complejo agropecuario, dicen los técnicos de la Consejería de Economía, provocó la rotura de su cadena. El animal entró entonces en el redil, donde se topó de bruces con los 200 corderos. Las ovejas, dominadas por el "pánico", se agruparon en una esquina, lo que motivó "un proceso por asfixia mecánica de los animales".

En los cadáveres, según los informes de los veterinarios, no se apreciaron lesiones por mordedura, "tan sólo alteraciones anatomopatológicas derivadas del cuadro de asfixia".

"Pero el suceso", continúa la Comunidad, "pudo haber sido más grave, si no fuera porque el pastor, acompañado de su hijo, fuera de su horario habitual, acostumbra a comprobar la situación del ganado. Al encontrarse su vivienda junto a las instalaciones, y ante la situación, alejó al perro".

La Comunidad asegura que "estos sucesos, si bien no son frecuentes, suceden a veces". Y añade: "Se han tomado las medidas oportunas para evitar que en el futuro un caso como éste vuelva a producirse".

Antonio Chazarra, el diputado que se interesó por este extraño caso, replica: "La respuesta que me han dado es sumamente rara. Que un perro pueda originar ese desaguisado es completamente inverosímil. Además, dicen de las ovejas que los cadáveres no tienen mordeduras. Es fácil pensar que, como todo ocurrió en diciembre, el destino de los animales haya podido ser otro". EI parlamentario socialista va a pedir que la Comunidad le entregue los informes del veterinario que certificó la muerte de los animales.

Juan José de Gracia, director del Instituto Tecnológico del Desarrollo Agrario, centro del que depende el centro agropecuario de Aranjuez, reconoce que la Comunidad, a pesar de la versión oficial que ha dado al diputado, ha abierto un expediente de investigación para descubrir qué sucedió. Y añade: "La verdad es que elaboramos el informe que remitimos a la Asamblea con los testimonios de los trabajadores del centro y los informes del veterinario. No obstante, queremos saber un poco más, por eso hemos abierto el expediente de investigación", indica.

De Gracia mantiene que el perro guardián se introdujo en las instalaciones al huir de los canes asilvestrados. "Se metió en uno de los apriscos donde se guarda el ganado. Es un redil de poco más de 200 metros cuadrados. Los corderos, al ver al perro, se agruparon contra una de las paredes, y allí murió un gran número asfixiado. Eso es lo que sabemos. Es la primera vez que sabemos de un caso así".

Chazarra se molesta por las respuestas del responsable de Economía. "De ese supuesto expediente de investigación del que hablan ahora, no me han dicho nada en la respuesta parlamentaria. No entiendo cómo lo pueden abrir un año después de los hechos. Yo creo que no existe. Esto cada vez huele más a cordero asado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1997

Más información

  • "El perro, en su huida, entró en el redil, y las ovejas, sustadas, saltaron a una esquina y allí se asfixiaron"