Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
45º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN

Quince películas en busca de la Concha de Oro

'El color de las nubes', de Mario Camus, único filme español seleccionado para concursar

Durante los próximos 10 días nadie podrá escapar al embrujo que rodea la celebración del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La señal de que llega la hora de las estrellas está en los cartelones de las películas que competirán por la Concha de Oro de esta 45a edición del certamen y en la alfombra roja que guiará los pasos de Michael Douglas, Jeremy Irons y Jeanne Moreau hasta el teatro Victoria Eugenia para recoger los premios Donostia con que se reconocerán sus trayectorias cinematográficas. Habrá 600 proyecciones de un total de 200 películas, que permitirán al espectador conocer las últimas tendencias del cine mundial. Sólo un filme español, El color de las nubes, dirigido por Mario Camus, entrará en competición.

La 45ª edición de este certamen se abrirá hoy con una ceremonia que presentarán los actores Emina Suárez y Juanjo Puigcorbé y la pe riodista Edurne Ormazabal. Se trata de una inauguración que ha suscitado gran expectación entre el público, no tanto por el acto en sí como por la proyección, fuera de concurso, de La boda de mi me jor amigo, dirigida por P. J. Hogan, una comedia romántica con Julia Roberts como protagonista que servirá de apertura a la sección oficial. En este acto se dejarán ver las primeras caras conocidas. Estará el propio Hogan, acompañado del productor Jerry Zucker; y acudirán a la cita Angela Molina, Juan Luis Buñuel y el director de foto grafía italiano Vittorio Storaro, que presenta hoy su exposición Vittorio Storaro, un percorso di luce (un itinerario por la luz), muestra que refleja su evolución como artista a lo largo de su vasta filmografia. Éste será un primer avance de lo que dará de sí la 45 a edición del Festival de Cine de San Sebastián, que no ha cambiado su esquema tradicional, en su apuesta por la seriedad cinematográfica y las producciones independientes. Competirán en la sección oficial del certamen 15 filmes, que intentarán conseguir la Concha de Oro máximo galardón que entrega el festival. La presencia de directores como Claude Chabrol, con Rien ne va plus; Adolfo Aristarain, con Martín Hache, coproducción hispano-argentina, y Alan Rudolpli, con Afterg1ow, dan prestancia a una edición en la que se observa menor representación de películas españolas en la competición que en los últimos años, pues sólo ha sido elegida una producción nacional, El color de las nubes, dirigida por el cineasta cántabro Mario Camus.

Jurado

El cine suramericano estará re presentado por el venezolano Román Chalbaud, con Pande monium, la ciudad del infierno, y por Marcelo Piñeyro, que con cursa por primera vez en la sección oficial, con Cenizas del paraíso. También batallarán por la Concha de Oro y el Premio de Nuevos Realizadores Firelight, de William Nicholson; y Victory, de Mark People, cuyo protagonista, Willem Dafoe,.. estará en San Sebastián para presentar esta película.

El jurado encargado de seleccionar la mejor película de las que se presentan a la competición estará integrado por tres directores: Zhang Yimou, Agustín Díaz Yanes y Alfonso Cuarón, además del guionista Gastón Kaboré; la directora de producción húngara y colaboradora de Ingmar Bergman Katika Faragó; el escritor y crítico tunecino Serge Toubiana, y la actríz italiana Anna Bonaiuto. Algunos de, ellos ya habían llegado ayer a San Sebastián.

Fuera de concurso se estrenará en Europa The game, de Da-vid Fincher, que enfrenta por primera vez en la pantalla a Michael Douglas y Sean Penn; y tendrá lugar el estreno mundial de Lolita, de Adrian Lyne.

En la sección Zabaltegi se va a exhibir una selección de 45 títulos cinematográficos, entre los que se proyectará una de las dos películas que ganaron la Palma de Oro de la pasada edición del Festival de Cannes: U-na-gi, del japonés Sholiei Imamura. Además, se mostrarán dos películas premiadas en la Mostra de Venecia: Nettoyage a sec, de Anne Fontaine, y One nigth stand, de Mike Figgis. También se exhibirá en esta edición Keep cool, dirigida por el cineasta chino y miembro del jurado internacional Zhang Yimou. Este filme, que no pudo proyectarse en Cannes por prohibición expresa del Gobierno chino, concursó hace dos semanas en el recien finalizado festival de Venecia.

La 45ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián insistirá en su intento de consolidarse como una plataforma para directores noveles. A pesar de que el Premio de Nuevos Realizadores ha quedado sin patrocinador, el certamen asume la financiación de los 25 millones que otorga el galardón destinado a lanzar nuevos valores del cine. Un total de 23 películas (18 proyectadas en Zabaltegi y cinco en la sección oficial) competirán por este premio.

Más allá de las secciones habituales, el festival dedicará una retrospectiva al gran cineasta clásico estadounidense Mitchell Leisen y, en la sección Una larga ausencia, recuperará películas olvidadas de grandes directores: Corazón de piedra, de Paul Verhoeven; Arigne, de Billy Wilder; El duelo silencioso, de Akira Kurosawa, y La casa de la colina, de Robert W¡se, entre otros títulos. El director norteamericano Peter Bogdanovich tendrá también un espacio en esta edición.

El cine llegará al gran público a través de la pantalla de 400 metros cuadrados que se instalará en el velódromo de Anoeta, con cabida para unas 3.500 personas. En este espacio, que convierte el cine en espectáculo masivo, Alex de la Iglesia estrenará Perdita Durango, John Woo proyectará su Cara a Cara y Daniel Greaves el cortometraje Flatworld. Además se exhibirá el largometraje de animación Los megasónicos, del equipo forinado por Javier González de la Fuente, José Martínez Montero e Iñaki Madariaga Gil. La iniciativa de la asistencia a estas sesiones se trasladará también a los niños, que podrán invitar a sus padres, por 100 pesetas, a acompañarles a ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 1997