Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUTO POR DIANA

"Vete a la mierda déjame trabajar"

El informe entregado al juez instructor Hervé Stéplian por los primeros policias que acudieron al puente de Alma minutos después del accidente resulta muy desfavorable para los fotógrafos procesados. Los policías les acusan de haber obstaculizado las labores de socorro a las víctimas y afirman que se comportaron ante la tragedia de forma desconsiderada, violenta y sin escrúpulos. En el informe se atribuye, incluso, a uno de ellos una frase amenazante supuestamente emítida contra uno de los policías cuando trataba de impedir que continuaran sacando fotos del vehículo siniestrado: "Si os dispararan veríais lo que es bueno". La frase se inscribe, en todo caso, en el contexto de una discusión en la que, según el testimonio policial, el paparazzo habría señalado textualmente: "Vete a la mierda, déjame trabajar; en Sarajevo los policías nos dejaban trabajar. Si os dispararan sabríais lo que es bueno".De acuerdo con el relato de estos agentes, "numerosas personas, principalmente fotógrafós" sacaron repetidamente con sus cámaras la parte trasera del vehículo en la que la princesa Diana agonizaba junto al cadáver de su acompañante, el millonario y playboy egipcio Dodi Fayed. Según el informe policial entregado al instructor judicial del caso, el lugar del accidente estaba ya ocupado por los reporteros cuando el primer agente llegó al puente de Alma, a las 0.30 horas del domingo.

El policía se dirigió rápidamente hacia los fotógrafos para que despejaran el lugar pero, según el agente, los paparazzi ofrecieron una viva resistencia. El informe indica que "reaccionaron de manera agresiva y continuaron sacando fotos impidiendo al policía acudir en socorro de las víctimas". Sin embargo, el médico que llegó hasta allí con posterioridad, afirmó que había entre 10 y 15 fotógrafos y que no le impidieron acceder al coche. "No molestaron ni más ni menos que cualquier otro curioso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1997