Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU mintió sobre los ovnis para ocultar su espionaje aéreo

Publicado un informe de la CIA sobre los años 50 y 60

El Gobierno de EE UU mintió a la opinión pública sobre el fenómeno de los ovnis en los años 50 y 60. Así lo revela un sorprendente informe de la CIA (servicio de inteligencia de EE UU) al decir que el Ejército inventó excusas falsas para explicar los casos de avistamientos, cuando en realidad sabían que se trataba de aviones espía secretos. El dato puede dar la razón a muchos teóricos de las conspiraciones gubernamentales.

Hace pocas semanas, la Fuerza Aérea estadounidense también se retractó en su explicación del supuesto aterrizaje extraterrestre en Roswell (Nuevo México) en 1947.El nuevo informe, que se titula El papel de la CIA en el estudio de los ovnis 1947-1990, ha aparecido sin aviso previo en una página de Internet donde la agencia de inteligencia coloca artículos sobre su actividad. El autor es Gerald K. Haines, un historiador de la Oficina de Reconocimiento de la CIA. Haines asegura que la gran mayoría de los relatos de avistamientos de ovnis que se registraron a partir de los años 50 y 60 tenían una clara explicación terrestre: se trataba de aviones espía de reconocimiento U-2 y SR-71 Blackbird, ambos fabricados por Lockheed.

Pero eran los años de la guerra fría, y, según el texto del informe, "la Fuerza Aérea hizo declaraciones públicas falsas y engañosas para acallar el miedo y proteger un proyecto de seguridad nacional altamente sensible".

Entre estas excusas, los responsables del famoso proyecto conocido como Libro azul alegaron que los avistamientos eran "cristales de hielo" e "inversiones de temperatura" en la atmósfera. Haines añade que "aunque a lo mejor estaba justificada, esta mentira avivó el fuego de las teorías conspirativas posteriores y la polémica sobre el encubrimiento político-militar de los años 70. El porcentaje de avistamientos de ovnis que no ha podido ser explicado por el Ejército cayó al 5,9 por ciento en 1955 y al 4 por ciento en 1956".

Los aviones espía U-2 y SR-71 eran parte de un proyecto secreto para fotografiar objetivos enemigos, y realizaban vuelos desde California y Nevada a través de todo el país e incluso hasta Gran Bretaña, Alemania y Taiwan. [El derribo de un U-2 sobre la Unión Soviética y el apresamiento y confesión del piloto Gary Powers originó un duro enfrentamiento diplomático entre Moscú y Washington.] A diferencia de los vuelos comerciales, que como media se desplazan a 30.000 pies de altura, estos aviones tenían capacidad para hacerlo a 60.000 y hasta 80.000 pies (24 kilómetros), lo cual daba pie a la confusión. Además, el U-2 tenía el fuselaje metalizado y reflejaba con potencia la luz solar. Expertos e investigadores sobre los ovnis citados por el diario The New York Times afirman que en su campo no se había sabido de un encubrimiento como el de esos casos de espionaje aéreo, y que ahora se ha abierto la puerta para más revelaciones.

La noticia se produce además pocas semanas después de que la Fuerza Aérea publicara el informe que se espera sea el definitivo acerca de la leyenda de un aterrizaje extraterrestre en Roswell (Nuevo México) en 1947. La Fuerza Aérea había dado diversas interpretaciones a este caso, quizá el más famoso en la historia de la ufología moderna, pero en junio propuso una nueva idea: que los marcianos encontrados en una pradera de esa localidad eran maniquíes de un experimento de paracaidismo.

El informe de Haines termina diciendo que "la cuestión de los ovnis no va a desvancerse a corto plazo, independientemente de lo que la CIA haga o diga."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de agosto de 1997