La pasión de un coleccionista reúne en Víena obras de Warhol, Beuys y Nauman

La Fundación Froehlich presenta su última muestra, con 150 piezas de su colección, antes de instalarse en Londres

La Fundación Froelilich, propietaria de una de las mayores colecciones de arte contemporáneo del mundo, ha inaugurado en Viena una amplía exposición de obras de Joseph Beuys, Andy Warhol, Bruce Nauman y Gerhard Ricliter. Las 150 obras, entre ellas algunos de los más célebres cuadros de Warhol y varias de las más conocidas instalaciones de Beyus, son parte de la colección Froelilich que quedará expuesta en Londres a partir del año 2000. La exposición, en el Kunstforum de Viena, estará abierta hasta el 17 de agosto.

Froehlich, que tiene cedida actualmente gran parte de su colección a diversos museos, especialmente en Alemania, conc uye en Viena la gira de esta exposición por varias ciudades europeas antes de concentrarla definitivamente en la capital británica.Josef y Anna Froefflich han logrado reunir en menos de dos décadas de adquisiciones, mecenazgo e intensas relaciones con algunos de los más importantes artistas europeos y norteamericanos de vanguardia, una de las más grandes colecciones privadas de arte contemporáneo del mundo. Su pasión por la creación artística a ambos lados del Atlántico se refleja especialmente en la exposición que ahora se muestra en el Kunstforum de BankÁustria, en el centro de Viena.

Amistad con el artista

El industrial austríaco y cosmopolita vocacional Froehlich, que vivió largo tiempo en Estados Unidos y hoy reside en Alemania, compro su primer Beuys en la Documenta de Kassel en 1982, el célebre Conejo de la paz. Desde entonces, y hasta la muerte del artista, les unió una profunda amistad. Una relación privilegiada con el complejo artista alemán que ha permitido que buena parte de sus principales obras, instalaciones de difícil conservación, se salvaran y pudieran ser reproducidas con el respeto debido a la obra y el artista. Gracias a esta amistad, Froefflich posee la más completa colección de obra de Beuys.Ya en 1984 la colaboración entre ambos llevó a la creación de la sala Beuys en la Staatsgallerie de Stuttgart, a la que el artista siempre se sintió especialmente ligado. Entre las obras que se exponen ahora en la capital austríaca están el Teléfono de tierra, Cuernos, La cárcel y la Era glacial, además de muchas de sus pizarras y numerosos dibujos.

Froefflich ha tenido siempre una visión estratégica en la creación de su colección. Se concentra en la obra de poco más de dos generaciones, pero cuenta en éstas con una riqueza extraordinaria.Sucede ante o o en el caso de Beuys, pero también en muchos otros que no están presentes en esta muestra, como son Georg Baselitz, Sigmar Polke o Cy Twombly.

Además de la destacada presencia de Beuys, la muestra vienesa exhibe obras de otros tres creadores con los que el coleccionista Froehlich ha tenido una especial relación, como son Andy Warhol, Gerhard Richter y Bruce Nauman.

Warhol, especialmente la obra de los años sesenta, ha sido siempre una de las obsesiones del coleccionista, lo que queda también de manifiesto con su importante presencia en la exposición del Kunstforum. Están gran parte de las fotografías coloreadas que son ya iconos del arte pop, entre ellas la serie de retratos que Warhol le hizo al propio Froehlich en 1986. Pero también pueden contemplarse algunas de las composiciones conocidas de la obra de Warhol de los años cincuenta.

Bruce Nauman está presente en la muestra en dos salas con su serie de Once fotografías y sus grandes obras plásticas de Sin titulo, Dos lobos y La silla musical. Además están sus composiciones luminosas La naturaleza humana y La doble bofetada en la cara.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS