Educación concede más dinero a los colegios privados a pesar de la caída demográfica

Ocho nuevo centro subvencionados son del Opus y no imparten educación mixta

La enseñanza privada concertada recibirá más dinero del Estado el próximo curso. En un periodo de severa contención presupuestaria y gran recesión demográfica, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) suprimirá 611 aulas de los centros públicos en las 10 comunidades que gestiona. Por el contrario, el incremento neto de aulas subvencionadas en la enseñanza privada superará las 200. En una iniciativa sin precedentes -exceptuando el inicio del sistema de conciertos economicos, en 1986-, un total de 34 centros cuya financiación era totalmente privada pasarán a ser concertados en bloque. Cuatro de estos colegios son de educación especial. De los 30 restantes, nueve están vinculados al Opus Dei, y en ocho de ellos se imparte educación segregada para niños y niñas. El coste anual de estos 34 centros será de 1.700 millones.Durante el mandato socialista, la norma era ampliar los acuerdos de financiación pública aula por aula, de forma que la cifra oscilaba entre 30 y 40 nuevas aulas al año. Para el próximo curso, el número de nuevas unidades superará los dos centenares, aunque fuentes oficiales lo cifran en 178 y otras estimaciones del sector en más de 500.

Más información

En todo caso, una de las consecuencias de la inclusión de colegios en bloque es que sus alumnos no han sido admitidos según los criterios públicos que establece el real decreto de admisión de alumnos recientemente aprobado por el Consejo de Ministros.

Doble financiación

En estos colegios, los alumnos suelen proceder de sectores muy acomodados, ya que en muchos casos desembolsan hasta 50.000 pesetas mensuales. Si se reproduce el habitual esquema de doble financiación, con el nuevo concierto descenderá la aportación familiar, pero no desaparecerá, ya que se destinará a completos programas de actividades complementarias, generalmente fuera del alcance de los colegios públicos.Según la doctrina del Tribunal Constitucional, "el derecho a la educación -a la educación cratuita en la enseñanza básica- no comprende el derecho a la gratuidad educativa en cualesquiera centros privados, porque los recursos públicos no han de acudir, incondicionalmente, allá donde vayan las preferencias individuales". Según el mismo auto, con fecha del 10 de julio de 1985, el derecho a la gratuidad ser fruto de la programación de los poderes educativos".

La ministra de Educación, Esperanza Aguirre, siempre ha mostrado sus reticencias respecto a la programación o lo que considera exceso de planificación de los socialistas.

La mayoría de los nuevos centros concertados no cubre las necesidades específicas de escolarización de sus zonas geográficas, como demuestran diversos informes desfavorables emitidos por los representantes de la Administración en las comisiones provinciales de conciertos.

Aguirre y sus colaboradores emplean la caída demográfica como argumento para negar la depauperación del sistema público de la que les acusan la oposición y diversos sectores educativos. Ya sobran plazas escolares, y la disminución de alumnos en el territorio administrado por el MEC ha sido de 80.0,00 en el curso actual. La estimación para el próximo aún no es oficial, pero será similar.

Paradójicamente, cuatro de las provincias más afectadas por el bajón demográfico cuentan con el mayor número de nuevos colegios concertados: Madrid (11), Asturias (5), León (4) y Cantabria (3).

Los colegios asturianos de Peñaubiña (femenino), Valmayor (femenino) y Los Robles (masculino) son de Fomento, la sociedad pedagógica vinculada al Opus Dei. Los tres serán subvencionados pese al voto negativo de los representantes de la Administración en la comisión provincial. En Murcia serán concertados el colegio Narval y dos del Opus: Monteagudo (masculino) y Nelva (femenino). En Valladolid serán concertados otros dos del Opus: Peñalba (masculino) y Pinoalbar (femenino). En ellos estudiaron dos hijos de José María Aznar, José María y Ana.

En Mallorca ha salido adelante el concierto para Y de EGB en el colegio San Salvador, aunque "no cumple ninguno de los requisitos establecidos para anticipar Y de ESO", según la propuesta de resolución de la Dirección General de Centros.

En Salamanca, el Montessori -cuyo ideario es afín al Opus, aunque no tiene relación legal con Fomento- no llega a la mínima relación alumno / profesor necesaria para concertar en Primaria. Pero consigue la financiación estatal con el curioso argumento de que gracias- a ella alcanzaría el ratio exigible a partir de sus actuales 200 alumnos. En Cantabria será concertado el Torrebelo (masculino). también del Opus. En Huesca, el Valle de Benasque recibió en la comisión provincial seis votos en contra y uno a favor, con cuatro absteciones. Pero este dictamen negativo no impidió el concierto.

En las actuales condiciones, la resolución del ministerio supondrá previsiblemente un trasvase de alumnos de la enseñanza pública a la privada concertada, según los expertos. Por otra parte, para las diez comunidades que el 1 de enero de 1999 tienen previsto asumir las competencias no universitaria5, el incremento de los conciertos puede constituir una hipoteca económica si el Gobierno mantiene los presupuestos de 1996, y no los de 1997, como base de negociación para las transferencias.

Por otra parte, la orden de conciertos, publicada en el BOE el 14 de mayo, ha sido recurrida ante el Supremo por la federación de padres CEAPA. Comisiones Obreras ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50