Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castillos Culturales de Cataluña crea un premio a la mejor rehabilitación

La fundación privada Castillos Culturales de Cataluña, creada hace dos años bajo el lema Salvemos los castillos, ha comenzado a comprar fortalezas como un paso más en su labor de divulgación y rehabilitación de los castillos catalanes. La fundación, ayudada por la Generalitat, ha empujado ya la reforma de 64 castillos públicos y privados, y ha conseguido que 22 puedan ser visitados. Este verano organizará la octava edición del ciclo Música en los Castillos, en el que participarán 28 castillos. También ha creado un premio de un millón de pesetas para el castillo mejor rehabilitado."Cataluña es una buena tierra de castillos", afirma el presidente de la fundación, Carlos de Montoliu, 32º barón de Albi y 30º castellano de Montsonís (Lleida). "Aquí la Reconquista fue muy dura y se dieron avances y retrocesos continuos en las fronteras. Se construyeron castillos muy fuertes, con muros espesos y defensas. Hay mucha historia, y muy bonita para explicar en nuestros castillos".

Carlos de Montoliu es un adelantado en la iniciativa de abrir los castillos privados catalanes al público. Su hogar, Montsonís, lleva ya 60.000 visitantes, forma parte del ciclo de música y hasta organiza anualmente una fiesta medieval. La fundación que preside ha empezado a comprar castillos que sus propietarios no pueden o no quieren arreglar. "Nosotros nos comprometemos a restaurarlos poco a poco. Tenemos ya tres. El antiguo dueño mantiene en propiedad un espacio, una sala, dentro del castillo. De esta manera mantenemos vivo el castillo. Aparte de bueno para la conservación, al público le resulta más atractivo visitar un castillo en el que vive alguien. Tiene más morbo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de mayo de 1997