La única novela de Elias Canetti abre la edición española de sus obras completas

Cinco volúmenes reunirán los libros del premio Nobel con traducciones revisadas

El mismo escritor que escribió que "lo más grande del amor es que en él se revocan todos los derechos" fue el que inventó al singular personaje que desconoce todo cuanto tenga relación con el amor. Lo bautizó con el nombre de Kien y narró sus andanzas en Auto de fe, la única novela de Elias Canetti (Rutschuk, 1905-Zúrich, 1994), que abre el primer tomo de su Obra Completa, cuya publicación acaba de iniciar Anaya & Mario Muchnik. Dedicada a la narrativa del premio Nobel de 1981, esta primera entrega incluye también los 50 caracteres reunidos en El testigo de oído.

Este profesor era un tipo disparatado, obsesionado con su biblioteca, con un genio de perros, despistado con las cosas de cada día, maniático del orden. Un loco propio del Siglo XX con múltiples puntos de contacto con el loco aquel de Cervantes, el Quijote. Quizá porque Kien también tuvo a su lado a sus particulares Sanchos: el enano Fischerle o la criada/esposa Teresa .encaman en Auto de fe la disparatada lógica del sentido común frente a los sucesivos disparates de Kien. Juan del Solar fue el que en su día tradujo la novela al castellano y es hoy quien, a petición del propio Canetti, se encarga de la edición definitiva de sus obras completas. Los distintos libros de Canetti aparecerán reunidos en cinco tomos: su narrativa, la monumental Masa y poder, sus ensayos y dramas, sus apuntes y aforismosy su auto biografía.Una rigurosa revisión

"Se trata de hacer una revisión a fondo de todo lo publicado", comenta Del Solar, que tradujo va rios de los textos de Canetti, pero no todos. Andrés Sánchez Pascual, Eustaquio Barjau, Horst Vogel, Cristina García Ohlrich o Michael Faber-Kaiser y Mario Muchnik fueron también responsables de traducir al autor de La lengua absuelta. "Mi idea es la de revisar las distintas traducciones con quienes las hicieron y, lógicamente, retocar al gunas de las que hice yo mismo si hiciera falta", explica Juan del Solar, que reconoce haber modificado bastantes cosas de su versión inicial de Auto de fe. "A veces ha hecho falta enaltecer algunos detalles y a otros, en cambio, he tenido que rebajarlos para que la narración corriera con mayor soltura".

Auto de fe es una novela que tiene mucho de grotesco. Los personajes que la habitan, los episodios que narra, los ambientes que describe parecen sometidos a un brutal proceso de deformación, del que se vale Canetti para iluminar algunos aspectos decisivos de este siglo, como el lado rastrero de la adoración a la sabiduría o las estrategias diversas del egoísmo, y en eso tiene también mucho de quijotesca. Capaz de someter el lenguaje a semejantes tensiones, de desparramarlo fuera de sus moldes para que sirva de vehículo para narrar las exageradas andanzas de su héroe, Canetti fue también capaz de despojar a su escritura de todo ese bombardeo incesante de imágenes y convertirla en un transparente recipiente donde presenta con total desnudez la compleja relación de Kafka con Felice, como hace en El otro proceso de Kafka. Si a esos procedimientos tan distintos, si a esas miradas tan radicalmente extrañas una a la otra, se añade la fascinante manera con que Canetti rescata algupos episodios de su vida para contarlos en su autobiografía, la aparente sencillez de algunos de sus aforismos o la impenetrable complejidad de otros y, sobre todo, se vuelve a leer Masa y poder, su obra maestra, donde consigue enfocar algunos de los conflictos decisivos de este siglo con una prosa majestuosa, es inevitable deducir que hubo muchos Canettis en Canetti, que su obra interpretó con una galería infinita de instrumentos la. diabólica melodía de nuestro tiempo.

El riguroso trabajo de edición del primer tomo de sus obras que acaba de publicar Anaya & Mario Muchnik, del que hay que destacar también el cuidado y la sobriedad de su presentación, vuelve a invitar a leer a este maestro de la literatura en lengua alemana. La próxima semana, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Mario Muchnik, Michael Krüger -novelista y editor de Canetti en Alemania-, Jaime Salinas y el traductor Juan del Solar presentarán este ambicioso proyecto, en el que se incluirán aforismos y artículos inéditos en España del premio Nobel de 1981.

Meticuloso en todos sus trabajos, lector voraz, incansable en su afán de transcribir cuanto pasara por su cabeza y sus entrañas, Elias Canetti fue al mismo tiempo un nómada que abandonó su Bulgaria natal para vivir en Manchester, Viena, Francfort, Zúrich o Londres, entre otras ciudades. Un montón de viajes y un montón de libros para alimentar a un espíritu que escribió con extrema sencillez frases tan hermosas e inquietantes como ésta: "Él le rogó a ella que se apease de sus ojos".

Sobre la firma

José Andrés Rojo

Redactor jefe de Opinión. En 1992 empezó en Babelia, estuvo después al frente de Libros, luego pasó a Cultura. Ha publicado ‘Hotel Madrid’ (FCE, 1988), ‘Vicente Rojo. Retrato de un general republicano’ (Tusquets, 2006; Premio Comillas) y la novela ‘Camino a Trinidad’ (Pre-Textos, 2017). Llevó el blog ‘El rincón del distraído’ entre 2007 y 2014.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción