Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reaparecen las viejas reclamaciones de los clubes

El Partido Popular se mostró dispuesto a estudiar dos viejas reclamaciones del fútbol español -la reducción del IVA del 16% al 7% y el incremento del porcentaje de la recaudación de las quinielas, del 8,5% al 10%- durante la campaña electoral de las legislativas del pasado marzo. Sin embargo, el Gobierno cambió posteriormente de opinión.Las ilusiones de los clubes se desvanecieron meses más tarde. El secretario de Estado para el Deporte, Pedro Antonio Martín Marín, declaraba a EL PAÍS el 31 de octubre de 1996: "Les he dicho a los clubes que el Gobierno no tiene voluntad alguna de modificar la situación del IVA por lo que respecta al fútbol". Y añadió: "No se puede hablar por separado de una mayor participación de los clubes en los ingresos de las quinielas en tanto en cuanto exista el plan de saneamiento".

Las razones para este cambio fueron tanto los recortes presupuestarios a los que se había comprometido el Gobierno del PP como el exhibicionismo de fichajes multimillonarios que hicieron los clubes a lo largo del pasado verano. No obstante, el secretario de Estado para el Deporte accedió a crear dos comisiones, una legislativa y otra económica, para debatir estas reclamaciones.Los clubes quieren incrementar el 8,5% que reciben de los ingresos de las quinielas hasta el 10%. El 7,5% de ese porcentaje se destina a pagar en 10 años, hasta el 2002, el plan de saneamiento del fútbol y que supone unos 40.000 millones, de los que restan por saldar unos 13.000. Martín Marín dejó también claro en otoño que no habría más planes de saneamiento una vez que concluyese el actual.

Los clubes también sufragan una parte del plan de saneamiento mediante los ingresos por derechos de televisión, revalorizados esta temporada tras sus acuerdos con Antena 3 Televisión y Canal +. Así por ejemplo, el Atlético de Madrid recibió por la temporada 1995/96 alrededor de 500 millones de pesetas y, según reconoció ayer mismo su presidente, Jesús Gil, para esta campaña tiene previsto ingresar "seis veces más".

En cuanto a los derechos de imagen de los jugadores en la declaración de la renta, Izquierda Unida ha venido sosteniendo que la deuda de los clubes con Hacienda por este concepto podría ascender a 10.000 millones.

En la reunión de ayer entre el Ejecutivo y los dirigentes de la Liga de nuevo volvieron a salir las viejas reclamaciones de los clubes. De momento, se abre una nueva vía de negociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de febrero de 1997