Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de tarjetas de Unicef no se resintió el recorte del Vaticano

, La recomendación del Vaticano de no comprar tarjetas navideñas de Unicef, por considerar que esta organización dependiente de Naciones Unidas promueve el aborto y la planificación familiar, no ha tenido repercusión negativa en los consumidores de esos christmas. "Este año hemos vendido la misma cantidad de tarjetas que el año pasado. En dinero hemos recaudado más, porque el precio ha subido un poquito", afirma el director comercial de Unicef-España Francisco Cuadrado.

En noviembre de 1996 el Vaticano lanzó su amenaza a Unicef y retiró la subvención de 260.000 pesetas que aportaba a la organización. "Unicef no es abortista, no lo ha sido ni lo va a ser", aclara Cuadrado.

La organización de la ONU para la protección de la infancia ha vendido estas navidades en España un total de 19.500 millones de felicitaciones, mientras que en el ejercicio anterior fueron 19.800 las vendidas. "Esta diferencia de 300.000 tarjetas no cuenta, ya que el año anterior había una promoción que no hemos vuelto a realizar", dice el director comercial.

España es el país del mundo donde se compran más tarjetas de Unicef, seguido de Alemania (19.100 millones) y Francia (15.500 millones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997