Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La diputada del PP que avaló a Quintana mantiene su despacho en la Complutense

García Alcañiz dejó la docencia por la política hace seis años

La diputada del PP Elena García Alcañiz, que presidió en 1989 el tribunal de acceso a la cátedra del profesor Guillermo Quintana, mantiene su despacho en la facultad de Educación de la UniversidadComplutense, a pesar de que hace seis años abandonó la docencia para dedicarse a la política. El despacho -el 4206, en la 4ª planta-, lo comparte con el profesor Víctor Santiuste, que dirige el servicio de inspección que investiga a Quintana.

La diputada Elena García Alcañiz, de 58 años, pidió una excedencia al departamento de Psicología Evolutiva de la facultad de Educación en 1989 para ocupar un escaño en el Congreso de los Diputados. Aún así, y desde entonces, su nombre sigue figurando en la puerta de uno de los despachos de la cuarta planta destinados a profesores.La semana pasada, García Alcañiz, al ser preguntada por el caso del profesor Quintana -autor del libro La psicología de la personalidad y sus trastornos, de contenido racista y xenófobo, al que ella aprobó como preside del tribunal de acceso a la cátedra-, explicó a este periódico que desde hacía años estaba desvinculada de las clases y de la vida universitaria. Este periódico ha intentado, sin éxito, durante varios días conocer la versión de la diputada.

El decano de la facultad, Gonzalo Vázquez, aseguró ayer que Elena García Alcañiz, "como tantos otros profesores que pasan a ocupar un cargo en la administración, se encuentra en periodo de excedencia".

Sin embargo, señaló que la diputada no mantiene abierto ningún despacho. "Por falta de espacio utilizamos al cien por cien todos los despachos y hace años que esta profesora no viene por la facultad y, por tanto, no tiene por qué tener despacho", explicó.

A la pregunta de si el nombre de Elena García Alcañiz figuraba en la puerta de algún despacho, el decano señaló: "No lo sé, tendría que darme una vuelta por la facultad. Puede que quede eventualmente su nombre, pero eso significaría que ella desarrolla alguna actividad docente y no creo que ese sea el caso. Una excedencia implica una desvinculación de la docencia".

El decano, Gonzalo Vázquez, también informó sobre la baja por enfermedad que presentó el pasado día 9 el catedrático. Guillermo Quintana, al que los alumnos denunciaron por recomendar un texto suyo de contenido racista y sexista como libro de texto. "El permiso por enfermedad tiene validez hasta el día 24. De momento, el departamento de Psicología Evolutiva ha buscado otro profesor. Lo que sí tienen garantizados los alumnos son las clases".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1997