Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro mataderos británicos, multados por incumplir normas de higiene

Cuatro mataderos británicos han sido multados este año con sumas que rondan los dos millones de pesetas por no aplicar las normas de higiene y seguridad estipuladas por el Ministerio de Agricultura para erradicar la enfermedad de las vacas locas. Las penas se impusieron por falta de higiene y porque los matarifes no separaron el cerebro y la médula espinal, las dos entrañas más infectadas y suprimidas de la cadena alimentaria humana.El subsecretario de Agricultura, Tim Boswell reconoció que los fallos fueron siempre los mismos a pesar del esfuerzo hecho por el Gobierno para lograr que las instalaciones cuiden de no mezclar los restos de animales enfermos con la demás carne para el consumo. Gavin Strang, portavoz laborista de Agricultura, ha preguntado por qué las penalizaciones económicas son tan bajas con una enfermedad de tal envergadura. Según él, los errores han puesto de manifiesto la necesidad de separar las labores supervisoras de las legislativas, ahora juntas, del ministerio.

El mal funcionamiento de los mataderos ha coincidido con el fallecimiento de la 13ª víctima atribuida, a la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. La misma está relacionada con el consumo de carne infectada con la encefalopatía espongiforme bovina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de diciembre de 1996