_
_
_
_

38 años de cárcel para el 'violador de Cacharel'

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 38 años de prisión a Salvador Camprubí Cabane, conocido como el violador de Cacharel, como responsable de nueve delitos de agresión sexual y otros cinco delitos de robo. La condena es sensiblemente inferior a los 103 años de cárcel solicitados por el fiscal, ya que el tribunal ha estimado la eximente incompleta de enajenación mental y ha aplicado el Código Penal vigente, por serle más favorable.

La resolución considera probadas ocho de las 10 agresiones de las que se acusaba a Camprubí, cometidas entre febrero y diciembre de 1994. El. acusado aguardaba a que las jóvenes regresaran a su domicilio, donde las amenazaba con arma blanca o de palabra para, después, someterlas a tocamientos o violarlas, vaginal o bucalmente.

La sentencia recuerda que Camprubí tiene antecedentes psiquiátricos desde los 10 años y puntualiza que todos los peritos coincidieron en que sufría una esquizofrenia. Para el tribunal, no obstante, la forma de actuar del procesado pone de relieve que no tenía completamente anulada su capacidad de raciocinio. Así, la Sala destaca que Camprubí tuvo una conducta que delataba esmero en cuanto a los detalles: "perfectamente acicalado, vestido y perfumado para realizar las agresiones sexuales" y destacado como "abominables ataques contra la libertad sexual" por los daños sufridos por las mujeres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_