Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reglamento del cable es ambiguo, según la Generalitat de Cataluña

CiU quiere reducir la compensación a las licencias anteriores

El reglamento del cable, aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros, no resuelve la ambigüedad sobre la prestación del servicio de telefonía básica por los operadores a los que se adjudiquen las licencias, según el departamento de Industria de la Generalitat de Cataluña, que dirige Antoni Subirá. El grupo parlamentario, de CiU en el Congreso de los Diputados, por su parte, intentará reducir de 10 a 3 años la concesión de compensaciones para las licencias que han otorgado los ayuntamientos y que luego no ganen el concurso convocado con arreglo a ley.

El departamento de Industria de la Generalitat considera positiva la mera aprobación del reglamento del cable, ya que era una condición indispensable para que en Cataluña se convoquen los concursos de concesión de licencias, "que habría que realizar tan pronto como sea posible". Hay que recordar que el 90% de los ayuntamientos de Cataluña se han puesto de acuerdo para dividir la comunidad en tres demarcaciones y llegar con el cable al 95% de su población.Sin embargo, tras la satisfacción de la Generalitat por el hecho de que el PP vaya cumpliendo los plazos a los que se había comprometido, critica que el reglamento, en sí mismo, no ha resuelto uno de los grandes objetivos que persigue la Generalitat para atraer a los inversores extranjeros: que el operador de cable dé servicio de telefonía básica.

Un portavoz del departamento de Industria señala: "El reglamento no resuelve la ambigüedad sobre la prestación del servicio de telefonía por parte de los operadores del cable. Confiamos que en la tramitación parlamentaria del real decreto ley 6196 se solucione esta cuestión. Esta prestación es imprescindible para justificar la realización de las redes de telecomunicación por cable".

El jueves, el Congreso de los Diputados comenzará a debatir el proyecto de ley en que se ha traducido un anterior decreto-ley de reforma de telecomunicaciones. Lluís Recorder, parlamentario de CiU, ha anunciado varias enmiendas.

Los nacionalistas catalanes quieren reducir de 10 a 3 años la concesión especial que el reglamento del cable otorga a aquellas licencias otorgadas por los ayuntamientos, que no estén en explotación comercial, y que al presentarse ahora al nuevo concurso no resulten adjudicatarias del mismo. En principio, el PP quería legalizar todas estas concesiones, hecho al que se opuso tajantemente el grupo catalán por considerar que legalizaba una ilegalidad. "La ley es para que la cumplan todos; los que la votan a favor y los que la votan en contra", según manifestó el secretario general de Industria de la Generalitat, Miquel Puig. En el mismo debate parlamentario, en el que el PP necesita la ayuda de los diputados. de CiU, el grupo nacionalista catalán solicitará la eliminación del límite de inversión extranjera o, al menos, su ampliación. En la actualidad, la inversión extranjera no puede superar el 25%.

CiU y PSOE coinciden

Este punto y que el operador del cable puede dar servicio de telefonía básica son otras dos modificaciones que quiere introducir CiU. En principio, los diputados de CiU y del PSOE desean que los operadores del cable tengan telefonía básica sin esperar a la liberalización en el año 2000.El reglamento de cable, aprobado el viernes, aún no ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado "para dar tiempo a corregir algún detalle técnico", según explicó ayer la portavoz del ministerio de Fomento, quien precisó que el cable podrá dar servicio de telefonía básica "a partir de su efectiva liberalización o antes si se ponen de acuerdo los dos operadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 1996