Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol advierte al Gobierno que tíene 13 días para aceptar sus condiciones sobre los Presupuestos

El 20 de septiembre, debe saberse si el Gobierno podrá aprobar o no los Presupuestos Generales del Estado del próximo año. Ésa es la fecha que ha marcado el presidente de la Generalitat, Jordí Pujol, que recordó ayer al Ejecutivo que CiU es la fuerza "determinante" para que España tenga cuentas del Estado en 1997, por lo que sus condiciones "deben ser atendidas". Pujol va a compartir en Montevideo (Uruguay), con Felipe González dos jornadas de reflexión sobre perspectivas para Latinoamérica. Ambos hablaron ayer de los Presupuestos y Pujol aconsejó al Gobierno del PP que también tenga "una conversación" sobre esta materia con los socialistas.

Nada más llegar a Uruguay, Pujol reiteró sus deseos de que González se vea libre de problemas con la justicia: "Espero que los jueces, con la capacitación técnica y honestidad que todo el mundo les reconoce, puedan llegar a la conclusión de que González no debe ser citado".Pujol, González, el comisario europeo Manuel Marín, varios sociólogos y ex mandatarios latinoamericanos fueron los invitados del presidente de Uruguay, Julio María Sanguineti, para reflexionar sobre el futuro del continente.

Pero Pujol, además de dar muestras de su interés por la materia, dejó claro que su principal preocupación está en que pueda haber acuerdo para los Presupuestos del Estado, y a esta tarea se entregará a partir del próximo lunes. La fecha que él se ha puesto para que los ciudadanos sepan si hay posibilidad de acuerdo es el 20 de septiembre, 10 días antes de que oficialmente tenga que ser entregado en el Congreso el proyecto de ley.

Pujol consideró clave lo que, ocurra en los próximos 10 días, en los que debe resolverse casi una veintena de materias sobre las que no hay acuerdo con el PP. Pujol y el presidente del Gobierno, José María Aznar, desentrañarán los nudos que puedan haber dejado los negociadores gubernamentales y parlamentarios.

El político catalán no enumeró la veintena de asuntos en discordia, pero sí quiso remachar su oposición al recorte del gasto sanitario, aunque no hizo un juicio de valor específico sobre la posibilidad de otros recortes. que mencionó, como son los beneficios de los laboratorios y de las propias oficias de farmacia.

"No se puede tentar tanto a la suerte y que este año tampoco haya Presupuestos", dijo Pujol, en su estrategia de avisos al Gabinete popular. En la capital de Uruguay, Pujol estimó oportuno recordar al Gobierno que sin su concurso no hay Presupuestos. "Somos la fuerza determinante, por lo que nuestras necesidades y condiciones deben ser atendidas", señaló.

El político catalán compartió con González la jornada de ayer y también la de hoy sábado, sin contactos con los medios de comunicación al margen de una foto de familia de todos los participantes. Antes de que la puerta se cerrara, ambos políticos dieron por supuesto que iban a encontrar hueco para conversar. "Hablaremos de los temas que nos preocupan, pero sobre todo de los Presupuestos", dijo Pujol, que "aconsejó" al Gobierno que hable, también con la oposición. Quedaba claro que hablaba del PSOE y de IU, porque había incluido al PNV y a Coalición Canaria en el apartado de partidos con los que negocia el Gobierno.

El presidente de la Generalitat considera absurdo que continúe la polémica sobre la desclasificación de los papeles del Cesid También juzgó "curioso" que sean los nacionalistas catalanes quienes defiendan los secretos oficiales "por sentido de Estado". Eso sí, hizo algún aspaviento al señalar que no les movía ningún afán egoísta, ya que CiU nada tiene que ver con los GAL. "Eso serán otros", afirmó. ,

Pujol sólo quiere que España se comporte en esta materia como un país democráticamente sólido, y se preguntó qué pensarían de España norteamericanos e israelíes si se divulgaran las operaciones conjuntas.

[El portavoz del PNV, lñaki Anasagasti, acusó ayer a Pujol de ayudar a tapar la guerra sucia contra ETA y tener una "ética geográfica". "Yo no sé qué habría dicho Jordi Pujol si el GAL hubiera funcionado en Cataluña. Creo que una persona sensible con los derechos humanos tiene que serlo en cualquier lugar" declaró a la COPE].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1996

Más información

  • El presidente catalán aconseja al PP que dialogue con el PSOE sobre las cuentas de 1997