Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frustración en Hiroshima y Nagasaki por los obstáculos al fin de las pruebas nucleares

La oposición de algunos países al Tratado de Prohibición Total de las Pruebas Nucleares (CTBT) ha reavivado la ira y la frustración en Hiroshima y Nagasaki, que celebran numerosos actos pacifistas días antes del 5lº aniversario de que cayera sobre cada una de estas ciudades japonesas una bomba atómica lanzada por EE UU al final de la II Guerra Mundial.El último ensayo nuclear de China, que hizo el número 2.048 de todos los realizados por las potencias atómicas desde 1945, junto con las dificultades que éste mismo país y la India presentan para firmar el Ginebra el CTBT, son considerados en Hiroshima y Nagasaki como una amenaza a la paz mundial y una ofensa a las víctimas de los bombardeos.

Este sentimiento ha impregnado los numerosos actos antinucleares que asociaciones de víctimas y grupos pacifistas celebran antes del aniversario oficial de los bombardeos del 6 de agosto de 1945 en Hiroshima y el 9 en Nagasaki. El Congreso Japonés contra las Armas Nucleares concluyó ayer en Hiroshima una reunión internacional en la que la oposición de India y China al CTBT centró los debates.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de agosto de 1996