Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Quince rechazan por insuficiente el plan de erradicacion de Londres

El Comité Veterinario Permanente de la Unión Europea (UE) rechazó ayer, sin recurrir a votación, el plan de erradicación de la enfermedad de las vacas locas, al considerar que no ofrece suficientes garantías para la salud. Todo indica que la crisis Política subyacente acabará enturbiando la cumbre europea de Florencia, . que se inicia el próximo viernes, aunque fuentes de la Comisión aseguraron que la decisión del Comité no le impedirá estudiar el martes el "marco general" de levantamiento del embargo.Eso no significa que la Comisión vaya a proponer el martes levantar el embargo, según el calendario proyectado por Londres -que propone fijar un primer escalón, permitir la exportación de las vacas más jóvenes, el próximo 1 de septiembre-, sino que quizá apruebe el "marco general", o agenda, bajo la condición de que el Reino Unido endurezca su plan de erradicación.

Este plan no pasó ayer el cedazo de los veterinarios por que el Reíno Unido proponía limitar el sacrificio selectivo de las vacas de "alto riesgo" las procedentes de un rebaño en el que se haya dado algún caso de enfermedad- a las nacidas desde 1990 (unas 80.00 0) hasta 1,993. La Comisión exigía que se sacrifiquen también las reses pertenecientes a esa categoría nacidas en 1989 (estimadas en unas 20.000) y la mayoría de países proponía que se eliminen también las nacidas en 1988.

Las exigencias de endurecer el plan ampliando el plazo obedecen a que se desconoce el período de incubación de la enfermedad, y se teme su aparición tardía. El representante británico se resistió a aceptarlo, alegando que no estaba "en condiciones de dar una respuesta". Ocurre, en realidad, que el Reino Unido carece de certificados de nacimiento anteriores a 1990. Además, los británicos argumentan que seis años es un tiempo prudente.

Aunque ésta fue la principal discrepancia, hubo otras, entré los que destacan las imprexsiones del plan británico sobre las empresas que actualmente fabrican los piensos contaminados, su comercialización y los controles a establecer. Las grandes medidas del plan suponen la destrucción de todos los animales infectados; la exclusión de la cadena de alimentación animal de los piensos sospechosos, y la exclusión de la cadena alimentaria humana de todos los animales de edad superior a los 30 meses

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 1996