Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El 'caso Soria'

El caso Soria, un ciudadano español asesinado en Chile en 1976 por agentes de la DINA, después de arrastrarse 20 años en los tribunales de Pinochet, fue sentenciado y se le ha aplicado una ley de amnistía. Es escandaloso.Carmelo Soria era un distinguido economista. Nieto de don Arturo Soria -creador de la Ciudad Lineal-, se exilió en Chile con su hermano Arturo, famoso editor, cuando el régimen franquista les expropió la herencia de su abuelo. Los dos hermanos tenían relaciones con el Partido Comunista, pero en la vertiente de "intelectuales de clase media acomodada", distanciados de toda violencia. Casó con chilena, su suegro fue premio Nacional de Literatura en ese país.

¿Por qué se ensañaron con Carmelo Soria los agentes de la DINA? ¿Por comunista o por economista? ¿Por su oposición a Pinochet o porque, como economista, conocía los manejos de los testaferros del general, a tres años del golpe, haciendo ricos a unos cuantos y degradando a millones?

Lo esperaron a la salida de su jornada en la Cepal, lo secuestraron (sin acusación formal), lo llevaron a torturar a la casa de uno de los agentes y allí lo mataron (golpeándole la cabeza contra un escalón). Arrastraron el cadáver hasta su coche, dejaron en la cabina unas bragas rociadas con whisky para insinuar una noche loca y empujaron el coche por un barranco.¿Amnistiar a estos hampones? Cada uno de sus pasos: la persona, el secuestro, la tortura en sitio no-militar y el intento de tapar el crimen, lleva la huella del hampa.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 1996