Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

La versión americana

El gran éxito a mediados de la década de los setenta de la obra de teatro La cage aux folles, de Jean Poiret, es origen de tres coproducciones franco-italianas. Tras Vicios pequeños (1979), que realiza Eduard Molinaro y protagonizan Michel Serrault, Ugo Tognazzi y Michel Galabru, el mismo equipo vuelve a hacer La jaula de las locas (1980), y los tres protagonistas, bajo la dirección de George Lautner, vuelven a hacer una tercera parte en 1985, ya sin el más mínimo atractivo.La habitual falta de ideas que caracteriza al cine norteamericano de las últimas décadas y su habilidad para apropiarse de los éxitos ajenos, hace que 20 años después del estreno en París de la obra original, un gran estudio de Hollywood se lance a hacer una nueva versión lo más parecida posible a la original, pero hablada en inglés y con actores norteamericanos.

The birdcage

Director: Mike Nichols. Guionista: Elaine May. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Música: Jonathan Tunick. Estados Unidos, 1996. Intérpretes: Robin Williams, Gene Hackman, Nathan Lane y Dianne Wiest. Estreno en Madrid: Avenida, Roxy-B, Luchana, Benlliure, Novedades, España, Excelsior, Canciller, Liceo , Aluche, Vaguada y Bellas Artes (versión original subtitulada).

La base de este proyecto es la realizadora y guionista Elaine May y el director de teatro y cine Mike Nichols. Después de triunfar como cómicos en teatro y televisión, en la segunda mitad de los años cincuenta, ella fracasa como actriz y realizadora, él triunfa como director de títulos tan conocidos como ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), El graduado (1968) Armas de mujer (1988),o Lobo (1994).

En esta ocasión Elaine May se limita a poco más que traducir el guión de la primera versión cinematográfica, Vicios pequeños, y Mike Nichols también sigue muy de cerca la obra original para hacer una comedia de éxito asegurado al servicio de dos actores. El conocido Robin Williams, que como una excepción está muy controlado, y, hace el personaje que hizo famoso a Ugo Tognazzi 3, el desconocido Nathan Lane, un actor de teatro que trabaja muy poco en cine, es personaje que en las versiones europeas hacía Michel Serrault.

Construida como si fuese, una obra de teatro, una tradicional pieza de boulevard, que, es lo que en realidad es, Mike Nichols se limita a rodarla de la manera más convencional posible, tras el alarde técnico del plano inicial, y consigue que los actores resulten de lo más eficaz en su comicidad sin recurrir en ningún momento a la caricatura.

De manera que Una jaula de grillos vuelve a contar una vez más la historia de la vieja pareja de homosexuales que debe enfrentarse a sus futuros consuegros cuando el hijo de uno de ellos les anuncia que va a casarse. Dejando la homosexualidad como punto de referencia que separa a un grupo de otro en la cena en que se conocen, y que constituye la escena fuerte de la obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de abril de 1996

Más información

  • 'UNA JAULA DE GRILLOS'