Muere Odiseas Elytis, el poeta del Egeo

El autor de 'Axion esti' fue Premio Nobel en 1979

El premio Nobel de Literatura griego Odysas Alepoudhelis Elytis, "el poeta del Egeo", ha muerto a los 84 años y sus últimos deseos han sido extremadamente expresos: que su entierro sea "de un infinito silencio cristiano". Elytis, laureado con el Nobel en 1979, falleció ayer de un paro cardiaco, después de diez años de enfermedad, en una modesta residencia del centro de Atenas en la que vivía desde los años sesenta.

Más información
La lengua griega las playas de Homero

El oratorio Axion Esti (Dignum Est) le hizo famoso a nivel internacional, obra acompañada por las notas del compositor griego Mikis Teodorakis, que dio la vuelta al mundo. Teodorakis recordó a su amigo y declaró que Elytis transformó su nombre "en un sinónimo de Grecia y de la poesía". Axion Esti está considerada en Grecia y el extranjero como una obra maestra. Es la más traducida de Elytis y ocupa un lugar junto a obras como el Dodecálogo del gitano, de Costis Palamas y el Prólogo a la vida, de Angelos Sikelianu.El poeta griego, "uno de los más brillantes de este siglo", como lo describió uno de sus traductores en Atenas, nació en el seno de una familia acomodada en la isla de Creta, en Heraklion, mirando al mar Egeo que tanto amó y al que le cantó odas, el 2 de noviembre de 1911. En su juventud, Elytis intentó estudiar química y leyes, pero al final le ganó la poesía, en la cual dio sus primeros pasos tímidos en 19 35y sólo cinco años más tarde publicó su primera recopilación de poemas con el título de Orientaciones, que hizo resurgir el surrealismo en Grecia, en que se incluían también La Clepsidra de lo desconocido y Las Espóradas, ya consolidado como poeta.

Su estilo está caracterizado por la valentía del idioma: y la riqueza de sus imágenes en prosa que se destacaron en su época y recibió excelentes críticas. Su obra fue reducida pero densa, en la que abundaron los neologismos y arcaísmos. Después de la publicación del Sol, el primero en 1943, y la circulación del Axion Esti en 1959, pasaron más de diez años de silencio.

El canto heroico y fúnebre por el subteniente caído en Albania fue publicado por primera vez como cuaderno en 1945 y en un libro en 1962, en homenaje a la guerra grecoitaliana en que Elytis tomó parte en Albania y estuvo a punto de perder la vida aquejado de tifus. Dicha obra recuerda El llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejia. Siguieron obras como Seis y un remordimientos, La decimocuarta belleza, El adivino a través de los ojos, Filomantis, Los consanguíneos y María Nube.

Durante la guerra civil en Grecia (1948), Elytis se refugió en París en donde conoció a intelectuales famosos como Pablo Picasso y se ganó muchos amigos artistas. Durante los años de la dictadura griega de los coroneles (1967-1974), Elytis se confinó en su residencia en el barrio de Kolonaki, junto a su compañera sentimental Julieta loliopulu, y se negó a recibir un premio literario otorgado por la Junta Militar. También rechazó su nominación como miembro de la Academia de Atenas que reunía a notables intelectuales griegos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Su repercusión internacional llevó a que se celebrara hace dos años un simposio en Creta sobre su obra. Su afecto por la naturaleza y el paisaje del mar Egeo le llevó a pedir ser enterrado en una de las miles de islas de este mar, decisión que queda en manos de su familia, mientras que su funeral se celebrará en el primer cementerio general de Atenas, "sin discursos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS