Una nueva técnica de clonación en ovejas anuncia una revolución ganadera

Cinco ovejas idénticas constituyen la prueba del trabajo de investigadores británicos que afirman haber puesto a punto una nueva técnica de clonación que revolucionará la ganadería. Los científicos han señalado que su técnica permitirá producir animales de características uniformes para la producción de carne, leche, medicamentos o incluso leche descremada. Esta técnica, denominada transferencia nuclear de células cultivadas, es la primera vez que se utiliza en mamíferos y el avance básico es obtener los núcleos de cultivos de células embirionarias.Keith Campbell y sus colegas del Institute Roslin de Edimburgo produjeron sus ovejas clónicas mediante el trasplante de núcleos idénticos a cinco óvulos no fertilizados de oveja a los que se les habían extraído los cromosomas propios; por microcirugía.

Los núcleos procedían de un cultivo de células embrionarias de oveja, lo que quiere decir que las células procedían todas de una sola célula y, por tanto, eran genéticamente idénticas. Los núcleos fueron transferidos a los óvulos al propiciar la fusión, uno por uno, de óvulos y células. Estos óvulos reconstruidos fueron dejados desarrollar durante unos días en un cultivo y todos los que parecían desarrollarse normalmente fueron implantados en ovejas para que continuara el desarrollo hasta el parto. Cuando nacieron los corderos se estudiaron para comprobar que eran genéticamente idénticas entre sí y a la célula original.

Manipulación genética

No es la primera vez que se producen ovejas clonadas por trasplante nuclear pero sí la primera que se hace, a través de un cultivo de células embrionarias. Antes se utilizaban células embrionarias tomadas directamente de un embrión poco desarrollado. Esto significa que para cada trasplante hacen falta embriones nuevos y que no hay forma de modificar genéticamente el núcleo a trasplantar. Con el cultivo de líneas celulares como fuente de núcleos el avance práctico es enorme, ya que el número de núcleos disponibles procedente de una única célula embrionaria es prácticamente ilimitado. Además, en el cultivo se pueden modificar genéticamente las células, introduciendo o destruyendo genes con las técnicas utilizadas para fabricar animales, transgénicos, y así producir ovejas con características especialmente útiles.En la actualidad, la tasa de éxito de esta técnica de clonación es todavía baja; de 250 intentos sólo nacieron cinco ovejas. Esta baja tasa de éxito no es inusual en estos experimentos, ya que, entre otras cosas, existen impedimentos biológicos ineludibles. En los mamíferos la única célula que puede desarrollarse de forma natural hasta un animal completo es el óvulo fertilizado. Cuando el embrión se desarrolla, sus células cada vez están más programadas, para convertirse en un tipo particular de célula y no pueden ser reprogramadas por el citoplasma del ovocito para dirigir el desarrollo de un animal completo, en vez de producir células de un solo tipo. Por eso se utilizan células de un embrión en las primeras etapas del desarrollo en vez de células de un animal adulto, ya que las primeras están menos diferenciadas. Pero aún así estas células de embrión deben ser reprogramadas por el citpolasma del óvulo y este proceso no siempre tiene éxito.

Nature News Service.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de marzo de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50