Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El análisis genetico del niño 'salvaje' Kaspar Hauser busca, 160 años después, su origen noble

Más de 160 años después de su muerte, los análisis genéticos van a intentar descifrar ahora el misterio del niño salvaje Kaspar Hauser y de su origen. Se podrá averiguar si Kaspar, surgido de no se sabe dónde, en Núremberg, en 1828, a una edad aproximada de 16 años, era en realidad un príncipe heredero de la dinastía Bade, privado de sus derechos por una conspiración, como creen algunos historiadores.La sangre que quedó impregnada en su ropa cuando fue asesinado el 14 de diciembre de 1833 será comparada con la de los descendientes de los lejanos Bade, según ha indicado el historiador Willi Korte. Esto ya se hizo recientemente con los trabajos que permitieron demostrar que Anastasia, supuesta última superviviente de la familia imperial rusa, era una impostora.

Los restos sanguíneos de Kaspar Hauser serán objeto de una verdadera investigación criminológica que se realizará conjuntamente por los institutos de Medicina Legal de Múnich y el Ministerio del Interior británico. Si resulta cierto que Kaspar es el hijo del príncipe Charles de Bade y de Stéphanie Beauharnais, tuvo entonces tres hermanas con sus respectivos descendientes, "damas de una cierta edad, en su mayoría", que han accedido a someterse a las pruebas sanguíneas para arrojar luz sobre este asunto, según indica Willi Korte.

La aparición de Kaspar Hauser acaparó la atención mundial. Para algunos, la reencarnación del primer hombre, el joven que inspiró después a tantos escritores y realizadores de cine, apenas sabía articular algunas palabras y escribir su nombre. Al principio fue ingresado en prisión como un vagabundo, pero llamó inmediatamente la atención al descubrirse que estaba vacunado, privilegio entonces sólo de los personajes de alto rango. Entre las personalidades que le protegieron destacó el magistrado Anselm von Feuerbach, de cuya investigación se dedujo que un bebé moribundo había sido sustituido por el verdadero heredero de la corona de Bade -el futuro Kaspar Hauser- Así, una condesa Hochberg habría conseguido abrir el camino hacia el trono de Bade a sus hijos.

Convertido en copista del Tribunal de Ansbach, Kaspar Hauser fue apuñalado por un desconocido el 14 de diciembre de 1833. Murió tres días más tarde.

Los primeros resultados de los análisis genéticos se esperan para principios del próximo verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996