Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA DE ATENTADOS CONTRA LA PAZ

Washington ofrece todos sus recursos a Israel para acabar con Hamás

El Gobierno norteamericano se movilizó ayer para intervenir "con todos los recursos disponibles", según el presidente BUI Clinton, en la grave situación provocada por los ataques terroristas en Israel. Clinton, ausente de Washington por razones electorales, ordenó a su equipo de asesores de seguridad y asuntos exteriores que se reuniera en la Casa Blanca para estudiar la forma de apoyar a israelíes y palestinos en la erradicación de los terroristas. William Perry, el secretario de Defensa, adelantó que se va a intensificar tanto la cooperación militar con Israel como la información sobre el terrorismo.

Las fuerzas del terror no triunfarán. No podemos rendimos ante los que quieren que continúe la división, el odio y la violencia en Oriente Próximo. Debemos luchar con todos los medios disponibles y EE UU Ya a hacer todo lo que pueda para apoyar a Israel y a los amigos de la paz", dijo el presidente Clinton, visiblemente afectado por la nueva matanza. Ante la pregunta de si creía que Arafat puede hacer más de lo que hace para tratar de controlar a Hamás, Clinton tardó unos segundos en responder: "Quizá sea imposible saberlo con certeza, porque es un Gobierno relativamente nuevo, pero estoy convencido de que él quiere la paz y de que ahora aten derá mi petición y la del primer ministro de Israel y la de muchos otros para hacer más".En Detroit, Bill Clinton pidió a Israel que no se deje apartar del camino de la paz por "histéricos y fanáticos" y comparó los objetivos de los extremistas que atentaron contra Isaac Rabin con los de los integristas que ponen bombas en los autobuses: "Realmente es una ironía que las fuerzas que acabaron con la vida del primer ministro y las que han matado a israelíes en los últimos días tengan algo en común: ambas quieren liquidar el proceso de paz. Viven para la división y el conflicto". El mensaje lanzado por Clinton a los israelíes fue: "Si lucháis por la paz, estaremos con vosotros".

El objetivo de la reunión convocada en la Casa Blanca era como concretar ese apoyo. El secretario de Estado, Warren Christopher, acortó su gira latinoamericana para estar presente en la cita, a la que también iban a asistir Anthony Lake, asesor nacional de Seguridad, y el John Deutch, director de la CIA. En palabras de Clinton, "EE UU hará todo lo que esté en su mano para acabar con las matanzas,. llevar a sus responsables ante la justicia y garantizar que el terrorismo no triunfa sobre la paz".

Perry habló de contactos militares y en materia de información secreta. Tales contactos "se van a intensificar y haremos todo lo que podamos razonablemente hacer para ayudar a los israelíes a solucionar este problema tan difícil".

Por otra parte, las conversaciones de paz entre Siria e Israel, que debieran de haberse reanudado ayer cerca de Washington, en el Estado de Maryland, quedaron suspendidas. La delegación israelí recibió órdenes de volver al país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996

Más información

  • Reunión de emergencia en la Casa Blanca