LA LUCHA CONTRA ETA

La mejor lección de los universitarios

"Utilizamos la vía democrática, no como ellos, que tienen la batalla perdida"

PAZ ÁLVAREZEl asesinato del profesor Francisco Tomás y Valiente los ha unido más que nunca. Alumnos, profesores, catedráticos y trabajadores de la universidad volvieron a alzar, como la semana pasada frente a la facultad de Derecho de la Autónoma de Madrid, sus manos pintadas o enguantadas de blanco en contra de ETA. Los universitarios desplegaron sobre la cascada de la plaza de Colón una enorme pancarta y dieron su mejor lección. Sobre el fondo, un simple "¡Basta ya!" y la silueta de dos manos recortada en cartulina. Debajo del cartel, seis cubos con 10 kilos de pintura de temple y 21 brochas a disposición todo aquel que quisiera embadurnarse las manos.

Por entre los cubos merodeaba el decano de la facultad de Derecho, Manuel Aragón, dispuesto a darle a la brocha. "Es el mejor símbolo de repulsa que han podido idear los alumnos contra la violencia, contra la antidemocracia. El mejor apoyo de todo lo que simbolizaba Paco [Tomás y Valiente]. La universidad tiene que seguir su ejemplo", decía. Orgulloso por la iniciativa de sus alumnos, comentaba: "Nos han dado una verdadera lección a los profesores. Me han emocionado. Son solidarios, rápidos y tienen ideas".

Más información

Los alumnos rompieron ayer el sepulcral silencio que caracterizó la concentración de la semana pasada frente a la facultad de Derecho, de donde salió cadáver el ex presidente del Tribunal Constitucional. Menos emocionados, pero igual de serios y más crispados, volvieron a gritar: "¡Basta ya!". Una alumna de segundo de Derecho, Sara González, de 20 años, gritaba: "Que dejen de matarnos, ya está bien. No hacen otra cosa que meternos el miedo en el cuerpo, y hasta aquí hemos llegado. Que nos dejen vivir en paz". Otra compañera de facultad, Marisa Gómez, de 20 años, decía mientras pintaba sus manos de blanco "Los jóvenes estamos hartos de violencia. Nosotros utilizamos la vía democrática, y no como ellos, que tienen la batalla perdida".Hubo quien prefirió los guantes de látex a la fría pintura. El decano de la facultad de Ciencias, Santiago Carrillo Menéndez, alzaba la voz y sus manos enfundadas para darle la vuelta a la frase del general Millán Astray: "¡Abajo la muerte. Viva la inteligencia!".

El presidente del Constitucional, Alvaro Rodríguez Bereijo, y todos los miembros del tribunal acudieron a la manifestación, al igual que Pascual Sala, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, que estuvo acompañado de vocales de esta institución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50