Aviones estadounidenses de la OTAN comienzan a aterrizar en Tuzla con la mejoría del tiempo

, ENVIADO ESPECIAL, Tras cinco días de infructuosos intentos debidos a la climatología, los aviones C-130 Hércules, cargados con material y soldados, han podido aterrizar en Tuzla, en el norte de Bosnia. El general invierno -nieve y niebla- ha sido vencido, al menos por ahora. En los próximos días, Estados Unidos desplegará en el norte de Bosnia-Herzegovina 20.000 hombres y mujeres. En Zupanja, a orillas del río Sava, frente al enclave croata de Orasje, en Bosnia, comenzarán a llegar en las próximas horas las tropas de combate que partieron el domingo por ferrocarril desde Hungría.

Más información

El futuro cuartel general retrasado de la fuerza de la OTAN en Zagreb -el adelantado estará en Sarajevo-, ambos heredados de Unprofor, bulle de actividad y nerviosismo. La escasez de información tiene mucho que ver con los problemas organizativos. Gran parte de las tropas que van a participar, sobre todo las de los paises no miembros de la OTAN, no están aún asignadas a una zona. Los polacos, por ejemplo, han pasado en unos días de tener previsto desplegarse en Gorazde dentro de la zona del mando francés, a integrarse ahora en la británica, en Gornji Vakuf. Los portugueses se encuentran en estos momentos cerca de ser ubicados al norte de Jablanica.Bosnia quedará dividida en tres grandes áreas, una norteamericana en el norte, cuyo punto más caliente es Posavina; una francesa, con Sarajevo y Gorazde como principales problemas, y una británica, bajo la cual se hallan Banja Luka o Sipovo, que regresa a manos serbias. El enclave de Bihac queda como retaguardia para la fuerza móvil de la OTAN.

La mayoría de las tropas se concentrará en territorio de la Federación croato-musulmana. "La razón es logística", afirma una fuente de la OTAN en Zagreb, "ocuparemos la mayoría de las instalaciones de Unprofor". Otras fuentes militares, ajenas al despliegue de la Alianza Atlántica, opinan que esto es un grave error político, que imita al cometido en su día por Unprofor. "La zona serbia de Bosnia-Herzegovina también está dentro de los acuerdos de Dayton", dice.

Los dos principales peligros con los que se enfrentará la fuerza de la OTAN son las carretera y las minas. Un oficial norteamericano calificó hace unos días en Tuzla de "pesadilla logística" la operación. Las carreteras se hallan en pésimo estado y muchas de ellas han sido sustituidas por peligrosas pistas de montaña, cuyos márgenes están minados. Por otro lado, una pasajera de un tranvía resultó gravemente herida en Sarajevo a consecuencia de los disparos de un francotirador

Un aspecto clave de la consolidación de la paz es el de los refugiados. Sadako Ogata, responsable de la ONU para el tema, dijo ayer en París: "Este año, a la vista de tanto horror y tantas dificultades, nos planteamos seriamente la posibilidad de abandonar la zona", informa, Enric González.

"Calculamos que hay 1,2 millones de personas desplazadas en Bosnia, 700.000 más en los otros países de la antigua Yugoslavia, y otras 700.000 distribuidas por Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de diciembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50