Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PACTOS UE-MARRUECOS

Atienza: "El sector agrario no sale perjudicado"

El acuerdo alcanzado la noche del viernes en los pactos pesquero y de asociación entre la Unión Europea (UE) y Marruecos asegura la paz económica entre las dos partes hasta final de siglo, al tiempo que no tendrán prácticamente repercusiones en 91 campo español. Las capturas pesqueras deberán reducirse un 23,71%, muy por debajo de lo que pedía Rabat. Los acuerdos, sin embargo, han sido rechazados por organizaciones agrarias, especialmente de Andalucía y Canarias, que amenazan con llevarlos al Tribunal de Luxemburgo. En Marruecos hay instaladas 800 empresas españolas que han invertido alrededor de 50.000 millones de pesetas.

El acuerdo de asociación con Marruecos no va a tener ningún efecto negativo sobre el sector agrario español, según el análisis realizado ayer por el Ministerio de Agricultura sobre las concesiones en materia agrícola al país norteafricano contenidas en dicho compromiso. Para el ministro de Agricultura, Luis Atienza, los acuerdos alcanzados con Marruecos no amenazan la producción nacional en cuanto congelan las corrientes exportadoras del país norteafricano. Además, señaló que existen mecanismos de vigilancia para seguir el cumplimiento de estos compromisos y evitar distorsiones en los mercados. El responsable de Agricultura criticó las manifestaciones de los últimos días del sector agrario así como de algunos representantes del Partido Popular al descalificar el acuerdo y consideró que las mismas sólo podían ser fruto del desconocimiento.Corriente tradiciona

Para Atienza, los acuerdos para las importaciones de Marruecos en materia agrícola, especialmente en tomate y cítricos, que son los que más afectan a España, suponen simplemente mantener las corrientes tradicionales de exportación de Marruecos hacia la Unión Europea. En naranjas las 300.000 toneladas son la media de las campañas anteriores y en tomates las 150.676 toneladas son una cifra inferior a las ventas realizadas en los años precedentes. Por este motivo, para el ministro de Agricultura, no se puede hablar del acuerdo como una amenaza para el sector hortofrutícola español y aseguró que los agricultores españoles no van a perder la posibilidad de producir un kilo más o de perder un puesto de trabajo por las exportaciones de Marruecos. Luis Atienza recordó que protestas similares a las llevadas a cabo en los últimos días se produjeron hace menos de un año con la firma del actual acuerdo con Marruecos, mientras la realidad ha demostrado que España ha seguido aumentando las exportaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de noviembre de 1995