Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas y Rabat cierran el acuerdo pesquero dijando pequeños flecos para la séptima ronda

La Comisión Europea y el Gobierno de Marruecos alcanzaron ayer un pacto general sobre los acuerdos de pesca y de asociación. El primero garantiza a la flota europea el derecho a faenar durante cuatro años, de forma irrevocable (sin revisión al tercer año), pero reduciendo las capturas sobre el acuerdo anterior. Quedan algunos flecos pendientes (básicamente una diferencia del 5% en la captura de cefalópodos, y en los embarques obligatorios). Por el acuerdo de asociación de tres años de duración, Marruecos se obliga a liberalizar totalmente su industria y sus servicios en 12 años y obtiene a cambio 56.000 millones de pesetas en ayudas financieras, así como en concesiones agrícolas.

El acuerdo fue alcanzado por los comisarios Manuel Marín (Mediterráneo, para la asociación) y Emma Bonino (Pesca) con los ministros marroquíes Abou Youv (Agricultura y delegado para Industria) y Mustafá Sahel (Pesca), presentes en Bruselas, después de haber discutido el asunto el último fin de semana en Madrid.Tras alcanzar al acuerdo, confirmado por distintas fuentes en Bruselas, ayer empezaron a redactarse los textos base, que deberán pasar para su aprobación al Coreper -embajadores de los Quince- y al Consejo de ministros de Pesca, el día 26, y de Asuntos Exteriores, el día 30. La convocatoria de la séptima ronda negociadora, aún no fijada, es también inminente: en ella se peinarán los últimos flecos.

La principal dificultad estriba en que los pactos alcanzados son verbales, técnica que tanto criticó Bonino, con el propósito de "ir cerrando por escrito" cada punto cuando la fracasada sexta ronda" en agosto. También pueden suscitarse regateos agrícolas dentro de los Quince, seguramente menores, pues la carga quedará bastante repartida. Los principales pactos y flecos son:

Reducción de capturas. La pesca más artesanal (arrastre, merluza negra) reducirá capturas en torno a un 36%, de forma escalonada en cuatro años. La más industrial más rentable pero con sólo un 30% del empleo directo-, la del cefalópodo, entre el 40% y el 45%, según se apruebe en la ronda oficial una de las dos progresiones de reducción. España aspiraba a lograr un máximo del 39%. La cifra final será más alta o más baja en función de si las compensaciones se amplían o no.

Embarques obligatorios de la mercancía capturada en puerto marroquí. La horquilla se ha reducido: Rabat pretendía el 100% y Bruselas se oponía. Al final de los cuatro años deberá desembarcarse en puerto marroquí entre un 25% y un 30% de las capturas totales de cefalópodo. Si es el 25%, la progresión será: cero el primer ano y 10%, 15% y 25%, los siguientes. Si es el 30%, cero el primer año, 10%, 15% y 30%, los siguientes.

Compensaciones financieras para la pesca: el anterior acuerdo fijó 102 millones de ecus anuales (16.000 millones de pesetas) por el doble concepto de pago de licencias y cooperación para el desarrollo (científico y técnico) del sector pesquero marroquí. Marruecos que quería triplicarlos pide 150 millones de ecus (24.000 millones de pesetas); Bruselas concede 110 (17.600), pero estudiaría aumentarlos si Rabat ajusta algunas de sus concesiones.

Asociación (industria y Servicios). Liberalización progresiva en 12 años, hasta la totalidad, en industria y servicios. Ello exigirá un gran esfuerzo de adaptación competitiva de Marruecos y ampliará el mercado de la UE (Es pana, con 800 empresas trabajando- realizó una inversión di recta de 15.000 millones en 1993, contra 500 millones en 1988). Los expertos hablan de un ver dadero "cambió de sociedad".

Asociación (Agricultura). A cambio de lo anterior, concesiones agrícolas europeas, en tomate, patata, cítricos y flor cortada. La regla general es que se amplían los periodos de exportación marroquí (de octubre a mayo, en lugar de noviembre a marzo) y se garantiza un precio de referencia suficiente sin aumentar más que moderamente los contingentes (en flores cortadas, el capítulo que más aumenta, pasa de 1.800 toneladas a 6.000, pero incluyen do la flor tropical, que no perjudica a los productores europeos, holandeses). La carga se distribuye no sólo entre los tradicionales mediterráneos (España, Italia,. Portugal), sino que alcanza también a Francia, Alemania y Holanda.

Asociación (Finanzas). Para facilitar los esfuerzos inherentes a la liberalización y al nuevo reto competitivo de Marruecos, la UE establece, indicativamente, unas ayudas financieras. Éstas fueron de 218 millones de ecus de base (34.800 millones de pesetas) en los finiquitados "protocolos financieros", que duraron cinco años, a los que se sumaron otras ayudas por programas horizontales. Ahora las ayudas, para un periodo de tres años, as cenderán a 35CL millones de ecus (56.000 millones de pesetas). Existe la posibilidad de ampliar los en otros . 25 millones de ecus (4.000 millones de pesetas) para emprender acciones de apoyo en un elemento tan sensible como la sequía que afecta a Marruecos, uno los más fervientes deseos de Hassan II. Dependerá del encaje final de las piezas.

La comisaria Bonino anunció ayer que presentará al próximo Consejo de Pesca parte del paquete de ayuda social por el amarre obligatorio. El total asciende a 6.400 millones y elevará a 100.000 pesetas per cápita la remuneración mensual de los pescadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de octubre de 1995

Más información

  • El pacto de asociación establece una zona de libre cambio industrial en 12 años