Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS DEL ESTADO PARA 1996

El Ejecutivo, abocado a prorrogar los Presupuestos del 95 y promulgar un decreto-ley

Los Presupuestos Generales de 1996 nacen con una peculiaridad: no servirán nada más que como referencia, ya que tienen el rechazo de la mayoría del Congreso de Diputados. PP, IU y CiU, además de otros grupos minoritarios, se opondrán -salvo cambios ahora no contemplados- a las cuentas que ayer entregó el ministro de Economía, Pedro Solbes. Esta circunstancia provocará que el Ejecutivo tenga que prorrogar los Presupuestos de 1995 y, en casos específicos, como el aumento de las pensiones o del sueldo de funcionarios, promulgar un decreto-ley de prórroga.

La decisión de CiU -socio del Gobierno durante la presente legislatura- de rechazar los Presupuestos para 1996 de antemano ha colocado al Ejecutivo de Felipe González ante una tesitura que no había conocido. Hasta la fecha, siempre ha tenido la alfombra colocada para entrar en el Congreso de los Diputados con el apoyo asegurado, incluidos los dos últimos años, gracias al respaldo de CiU.Este año las cosas son muy distintas. Pedro Solbes, que recibió el "no" catalán cuando se encontraba en plena elaboración de los Presupuestos Generales, se ha limitado a cumplir con la obligación y la rutina de llevar al Congreso los gruesos libros (63 kilogramos de peso y más de 20.000 folios) con las cuentas del Reino.

El calendario de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 1996, tras su entrega ayer al presidente del Congreso de los Diputados, Félix Pons, pasa ahora por un proceso de elaboración de enmiendas por parte de los grupos parlamentarios. El calendario es el siguiente:

24 y 25 de octubre. El Pleno del Congreso de los Diputados vota las enmiendas a la totalidad. Convergència i Unió, Partido Popular e Izquierda Unida, que suman mayoría absoluta con 176 diputados, han anunciado que votarán en contra y, al presentar enmiendas a la totalidad, votarán todos juntos. El Gobierno, una vez devueltos los Presupuestos Generales, tiene que prorrogar los de presupuestos de 1995 para 1996 y puede, además, enviar al Congreso un decreto-ley de prórroga con algunas modificaciones. La intención actual es mantener los actuales presupuestos.

19 de noviembre. Elecciones en Cataluña. CiU se juega la mayoría. La pérdida de la mayoría absoluta puede determinar un cambio de actitud en el Gobierno central y, entre otras cosas, sobre los Presupuestos.

28 de diciembre. Es la fecha en la que se votan definitivamente los Presupuestos si han superado las enmiendas a la totalidad.

2 de enero de 1996. El Gobierno prorroga los Presupuestos de 1995 por doceavas partes si no se aprueban los nuevos para 1996, con excepción de aquellas partidas que tienen vigencia para un periodo ya determinado. El presidente del Gobierno, Felipe González, ha manifestado que, una vez prorrogados los Presupuestos, disolverá las Cortes y convocará elecciones generales.

La prórroga de los Presupuestos del pasado ejercicio supone que el Gobierno tenga que promulgar un decreto ley de prórroga para poder desarrollar algunos compromisos.

Es el caso del aumento de las pensiones y del sueldo de los funcionarios, que tiene previsto subir igual a la inflación prevista (el 3,5%) con cláusula de revisión. El Gobierno tiene capacidad, siempre que la ley lo permita, para. otras decisiones. Entre ellas pueden estar la deflactación de la tabla de retenciones, que está previsto modificar el próximo año y sobre cuya aprobación existe un debate interno.

También estaría en ese decreto-ley la posible cesión del 15% del IRPF para las comunidades autónomas, cuya vigencia termina en 1995. Cuando se implantó el sistema, en el año 1994, bastó una enmienda al proyecto de ley de Presupuestos del Estado para que, una vez aprobada por el Parlamento, entrase en vigor. La cesión termina en 1995 por lo que es necesaria una decisión normativa de este tipo para que entre en vigor. El Ministerio de Economía y Hacienda ha convocado par el próximo 3 de octubre al Consejo de Política Fiscal y Financiera para que tome una decisión al respecto.

El Gobierno también tiene posibilidad de echar mano del artículo 11 de la Ley General Presupuestaria, que habilita al Ejecutivo a limitar en el 3% el aumento del gasto total. Fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda mantienen que la propia prórroga del Presupuesto de 1995 ya es suficiente para conseguir esa limitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 1995

Más información

  • El aumento de las pensiones y del sueldo de los funcionarios, compromisos afectados