Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU, dispuesto a participar en la comisión que vigile el desarme del IRA

Estados Unidos estaría dispuesto a participar en la comisión internacional que se encargue de supervisar el desarme del Ejército Republicano Irlandés (IRA) si fuese invitado a ella por los otros países implicados, es decir, Reino Unido e Irlanda, afirmó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Mike Mcurry.

"No puedo imaginarme que no respondiéramos favorablemente a una invitación de las partes" implicadas en el proceso de paz en Irlanda del Norte, actualmente estancado, dijo McCurry que, inmediatamente, precisó: "Esa invitación aún no ha llegado".

Dicha comisión internacional ha sido objeto de discusión en las negociaciones mantenidas por los Gobiernos de Londres y Dublín, como una fórmula eficaz para desbloquear el proceso de paz, y se ha llegado a sugerir que el antiguo jefe de la mayoría en el Senado norteamericano y enviado especial de Estados Unidos para asuntos económicos de Irlanda, George Mitchell, podría participar en la misma, si bien, aclaró McCurry, "no se ha cursado ninguna petición directa al Gobierno de EE UU".

McCurry añadió que la Administración del presidente Clinton "estaba muy interesada en intentar mover hacia adelante el actual proceso de paz". El consejero de Seguridad Nacional, Anthony Lake, se reunirá mañana en la Casa Blanca con Gerry Adams, líder del Sinn Fein, brazo político del IRA, y el principal asunto de sus conversaciones será, sin duda, la entrega de las armas por parte del IRA.

Por su parte, Gerry Adams volvió ayer a acusar al Gobierno británico de exigir una condición para el desbloqueo del proceso de paz que sabe que no puede ser satisfecha: el desarme total del IRA. Esta condición previa, según el líder del Sinn Fein, ha llevado las conversaciones a una "crisis profunda". Además de reunirse con Anthony Lake, Adams se encontrará en Washington con un grupo de senadores favorables a la causa del Sinn Fein como son, entre otros, Edward Kennedy, de Massachusetts, y Alfonse D'Amato, de Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de septiembre de 1995